image

Los participantes, visitantes y organizadores de los Juegos Olímpicos de Invierno 2022 podrían gastar más de USD 300,000 en yuanes digitales chinos cada día, según nuevos informes que citan a funcionarios del Banco Popular de China (PBoC).

El e-CNY, la moneda digital del banco central chino, se utiliza para realizar pagos valorados en 2 millones de yuanes (USD 316,000) o más al día, según declaró el director general del Instituto de Investigación de Moneda Digital del PBoC, Mu Changchun. El funcionario proporcionó los datos durante un seminario web organizado por el Atlantic Council, según informó el martes Reuters.

“Tengo una idea aproximada de que hay varios, o un par de millones de yuanes digitales en pagos cada día, pero aún no tengo cifras exactas”, dijo Mu, añadiendo que aún no había un resumen del número de transacciones realizadas por ciudadanos chinos y asistentes extranjeros.

El funcionario aún señaló que los usuarios extranjeros tienden a utilizar más las billeteras de hardware, refiriéndose a las tarjetas de pago del e-CNY, que se parecen a las tarjetas de crédito sin el chip normal y la banda magnética. “Las billeteras de software son utilizados principalmente por los usuarios nacionales”, añadió Mu.

La cantidad reportada es una contribución significativa al lanzamiento de la CBDC de China, dado que el volumen total de transacciones en yuanes digitales había alcanzado los USD 13,000 millones en noviembre de 2021 desde que la CBDC china se implementó por primera vez en abril de 2020.

Como ya te contó Cointelegraph, el PBoC ha promovido ampliamente el uso de la CBDC china en los Juegos Olímpicos de Invierno 2022. El Banco de China, controlado por el Estado, instaló una serie de cajeros automáticos especiales en algunas sedes centrales de los Juegos, permitiendo a los invitados internacionales convertir sus billetes extranjeros en e-CNY o en yuanes en efectivo.

La disponibilidad del yuan digital ha desencadenado algunas preocupaciones sobre la ciberseguridad y la privacidad por parte de la comunidad mundial, con algunos senadores de Estados Unidos que supuestamente ven el yuan digital como una “tremenda amenaza para la seguridad de los usuarios individuales”. A finales de 2021, el jefe del espionaje británico, Jeremy Fleming, argumentó que el uso de la CBDC podría permitir a Pekín vigilar a los usuarios y controlar las transacciones mundiales, a pesar de suponer una gran oportunidad para democratizar los sistemas de pago.

Al mismo tiempo que impulsa activamente la adopción de su CBDC, China ha adoptado una postura extremadamente anti criptomoneda, con el gobierno prohibiendo todas las transacciones de criptoactivos en septiembre de 2021. Según los últimos informes, hasta 2 millones de dispositivos de minería de criptomonedas están atrapados en un antiguo centro de minería de criptomonedas de China, la provincia de Sichuan, luego de que el gobierno detuviera las operaciones. Los mineros que intentan trasladar sus operaciones a Norteamérica habrían gastado millones de dólares al intentar exportar hardware de minería de criptomonedas.

Sigue leyendo: