https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvMTExZDcyOWYtMzQ4OS00NjcxLWFhOWQtZTI3OTVhMzhlNWE2LmpwZw==.jpg
image

El último informe Insight de Grayscale Investment ofrece interesantes elementos de reflexión, fijando el inicio del actual mercado bajista en junio de 2022, que podría durar otros 250 días si se repiten los ciclos de mercado anteriores.

Grayscale señala que los mercados de criptomonedas imitan a sus homólogos convencionales con movimientos cíclicos. Los ciclos del mercado de Bitcoin (BTC) duran convencionalmente 4 años o aproximadamente 1,275 días. La empresa define un ciclo cuando el precio realizado de BTC se mueve por debajo del precio de mercado actual.

El precio realizado se determina por la suma de todos los activos a su precio de compra dividida por la capitalización de mercado del activo. Esto da una medida de cuántas posiciones son rentables, si es que lo son. El 13 de junio el precio realizado de BTC se situó por debajo del precio de mercado, lo que Grayscale identifica como el inicio del actual mercado bajista.

La empresa cree que esto presenta una oportunidad de inversión de primer orden, que durará otros 250 días a partir de julio si se repite la duración de los ciclos anteriores.

Haciendo un repaso de la historia, Grayscale destaca el ciclo de mercado 2012-2015 con acontecimientos como el ascenso y la caída del mercado de Silk Road de la dark web y la infame debacle de Mt. Gox, que condujo al primer gran mercado bajista. El desarrollo de Ethereum, de los principales exchanges y de los proveedores de billeteras condujo a una subida gradual hasta los siguientes máximos del mercado.

Los años 2016 a 2019 serán recordados por el auge de las ofertas iniciales de monedas, que fueron posibles gracias a la funcionalidad de los contratos inteligentes introducida por Ethereum. Gran parte del capital que fluyó hacia el ecosistema de las criptomonedas a finales de 2017 salió al año siguiente, cuando comenzó el segundo gran mercado bajista.

El ciclo de mercado de 2020 será recordado como una historia de apalancamiento. Grayscale señala que los inversores se vieron atraídos por el comercio de apalancamiento con el aumento del gasto gubernamental durante la pandemia de Covid-19. 

Una tasa de financiación positiva duró seis meses, con muchos traders apalancando posiciones con criptomonedas como garantía. Cuando los precios de las criptomonedas cayeron, los traders se vieron obligados a vender, lo que desencadenó una cascada de liquidaciones, viendo cómo el BTC caía desde un pico de noviembre de 2021 de USD 64,800 a USD 29,000 en junio de 2021.

De nuevo el apalancamiento perjudicó a los mercados un año más tarde, pero los principales actores de las finanzas centralizadas (CeFi) se tambaleaban tras atraer inversiones masivas con atractivos rendimientos. El resto es historia, ya que el colapso de la stablecoin US Terra (UST) engulló el ecosistema. Los traders y las posiciones excesivamente apalancadas se liquidaron en varias plataformas CeFi, lo que exacerbó las ventas del mercado y hundió a las principales empresas de préstamos de capital en el espacio, como Celsius y Three Arrows Capital.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.