https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS9zdG9yYWdlL3VwbG9hZHMvdmlldy85NzcwZDVhMTZjNjlkYTE0YWJkNzIxMzBjMGFiMGEyOS5qcGc=.jpg
image

La nueva generación de jóvenes, conocida como la Generación Descentralizada o “Generación D”, se caracteriza por estar conformada por jóvenes entre 15 y 23 años, con habilidades tecnológicas innatas, quienes en su mayoría nunca han ingresado al mercado laboral tradicional.

Según lo comunicado a Cointelegraph, en Argentina, la industria de servicios (informática y programación, servicios profesionales, diseños, entre otras), exportó un total de U$S 5.700 millones anuales en el 2020, principalmente a la Unión Europea y los Estados Unidos, pasando a ubicarse como el segundo complejo exportador del país, después del oleaginoso-cerealero. La mayoría de estos exportadores son jóvenes de la llamada “Generación D”.

Esta generación representa un grupo de jóvenes que ha comenzado su experiencia profesional, ofreciendo sus servicios al exterior de acuerdo a sus necesidades y valores, como la flexibilidad, el trabajo remoto, el anonimato y el dinamismo, buscando de esta manera sus fórmulas para consumir. Definiendo qué es lo que quieren y cómo lo quieren.

Ecosistema Crypto

Se prevé que para este año ganen aún más protagonismo los proyectos descentralizados entre los usuarios que ya están operando dentro del ecosistema crypto, así como también entre los novatos.

Según la mirada de Celina Nieman, CO-CERO de Definant, la wallet latinoamericana self-custodial desarrollada por argentinos, “La seguridad y privacidad que ofrecen los productos non custodials serán el punto de inflexión para los usuarios frente a un escenario que plantea regulaciones”.

En esta línea, los argentinos van a la par con la consolidación del mundo crypto  a nivel internacional y aún más, con su instauración en la región, que cada día incrementa sus usuarios y en especial a los jóvenes que buscan estos valores que ofrece la llamada Web 3.0.

De esta forma, se consolidará así, la denominada Generación D, que además ofrecerá soluciones financieras más democráticas, frente a un escenario que se plantea regulaciones.

En consecuencia, Celina Nieman, explica que “desde la plataforma venimos a acompañar y hacer más sencillo ese cambio”.

“Un cambio en el sistema financiero global es inminente. Pronto, no importará dónde haya nacido cada persona, el acceso a monedas universales, a través de un celular, sin barreras burocráticas y con bajo costo de envío ya es posible. Y va a reconfigurar la economía como la conocemos. Por la fuerza, va a contribuir a un mundo más democrático y más justo. Ese cambio está siendo liderado desde aquí: América Latina”, manifestó Nieman.

Optica empresarial

De acuerdo a los registros de Bitwage, una plataforma en pago de honorarios en criptomonedas utilizada mayormente por los trabajadores freelancers y exportadores de servicios, los argentinos crecieron un 250% durante la pandemia, con un  promedio de USD 2,500 dólares facturados por persona.

Raúl Ortiz Head of Business de Bitwage, explica que:

“La industria de servicios argentina es exitosa gracias al muy buen nivel educativo, que sigue siendo gratuita. Además, hay un alto porcentaje de personas que hablan inglés. Y el huso horario similar a Estados Unidos ayuda mucho.”,agregando que, 

“La coyuntura económica hace que además, la adopción crypto sea grande y muchos desarrolladores o programadores se inclinen a esta industria, convirtiendo a Argentina en un hub muy interesante de talentos para ese ecosistema”, finaliza Ortíz.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

 Te puede interesar

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.