https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvZTU3ZDRjY2UtYTFlMS00OWZiLWExZmMtZTA5Mzg0OGNjODdhLmpwZw==.jpg
image

Los documentos judiciales que describen la insolvencia del fondo de cobertura de criptomonedas caído en desgracia, Three Arrows Capital, también conocido como 3AC, pueden estar sobreestimando el valor de los activos restantes de la firma – específicamente, su exposición al exchange de opciones de criptomonedas; Deribit.

En una declaración jurada de 1,100 páginas compuesta por el liquidador Russell Crumpler y presentada en un tribunal de las Islas Vírgenes Británicas, se describía a 3AC como “insolvente” y con necesidad de ser completamente “liquidada” porque “no se puede confiar en que su gestión conserve ningún activo restante en beneficio de los acreedores”. Los documentos también detallaban los activos restantes de 3AC, que incluían acciones de Grayscale Bitcoin Trust (GBTC), las criptomonedas Bitcoin (BTC), Avalanche (AVAX) y Near (NEAR), y acciones de Deribit. Los liquidadores quieren acceder a estos activos para facilitar las reclamaciones de los acreedores, cuyo valor es de al menos USD 2,800 millones.

Según la declaración jurada, se cree que las acciones de Deribit tienen un valor de USD 500 millones, o la mitad de los activos restantes de 3AC. Sin embargo, una fuente con conocimiento del asunto dijo a Cointelegraph que el valor de las acciones de Deribit propiedad de 3AC está más cerca de los USD 25 millones que de los supuestos USD 500 millones, lo que sugiere que los acreedores se quedarán esperando el pago de sus préstamos al fondo de cobertura.

Según la fuente, que prefirió permanecer en el anonimato, la discrepancia entre las dos cantidades se debe al tipo de exposición que 3AC tiene en Deribit. Afirman que 3AC no posee directamente acciones de Deribit, sino que posee acciones en una sociedad instrumental (SPV) de Singapur llamada 3AC QCP Deribit SPV. Los principales accionistas de la SPV son 3AC y QCP Soteria Node, un holding cuya cartera incluye Algorand y PundiX, según su sitio web. Los directores de la SPV son el fundador de QCP Soteria Node, Sherwin Lee, el cofundador de QCP Capital, Darius Sit, y el cofundador de Three Arrows Capital, Su Zhu.

La fuente explicó además que la SPV posee más del 23% de Deribit, lo que la convierte en el mayor accionista externo. De ese total, 3AC posee el 16%, lo que le convierte en el mayor accionista de la SPV.

“Las acciones de la SPV valen bastante menos que las acciones directas de Deribit debido a varios gravámenes materiales”, dijo la fuente, añadiendo:

“El propietario de las acciones de la SPV no puede vender o transferir las acciones subyacentes de Deribit sin el consentimiento unánime […] Esto significa que el propietario de las acciones se quedará con la SPV. Esto está recogido en la constitución de la SPV”.

La fuente afirmó que QCP Soteria Node también tiene ciertos poderes contractuales, incluido el derecho de tanteo y los derechos de acompañamiento, sobre las acciones de la SPV de 3AC sobre la base de un acuerdo de carta lateral entre las dos partes.

En el transcurso de varios años, 3AC había estado vendiendo partes de su participación del 16% a través de “cartas complementarias vinculantes a numerosas partes que ahora afirman que tienen una propiedad sobre las acciones de la SPV de 3AC”, dijeron. “Hay al menos cuatro partes conocidas que tienen estas cartas complementarias y han presentado sus reclamaciones de propiedad de las acciones de 3AC en la SPV. Algunos de ellos están en la lista oficial de acreedores del liquidador”.

La fuente afirmó que habría que aplicar un “descuento significativo” al valor de sus acciones debido a estos gravámenes subyacentes:

“Hay que hacer un descuento importante en el valor de las acciones de la SPV de 3AC porque cualquier comprador de estas acciones estaría sujeto a estos gravámenes y tendría importantes dificultades para monetizar las acciones en el futuro y además tendría que lidiar con toda la SPV que tiene cerca de 30 miembros”.

Three Arrows Capital representa una de las caídas en desgracia más importantes del espacio de las criptomonedas. El que fuera el fondo de cobertura más venerado de la industria, con más de 10.000 millones de dólares en activos bajo gestión, 3AC comenzó a implosionar tras el colapso del ecosistema Terra. Entre sus errores se encuentra la colocación de una serie de grandes apuestas direccionales en GBTC, LUNA (ahora LUNC) y Staked ETH de Lido durante el peor contexto macroeconómico desde la crisis financiera de 2008.

Cointelegraph intentó ponerse en contacto con Three Arrows Capital sobre el asunto, pero no recibió respuesta antes de la publicación de esta historia.

El autor Joseph Hall contribuyó a esta historia.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.