La Fiscal General Adjunta de los Estados Unidos, Lisa Monaco, ha anunciado que el Buró Federal de Investigaciones aumentará sus esfuerzos para abordar la aplicación de la ley en el espacio de los activos digitales con la formación de un nuevo equipo.

En su intervención en la Conferencia de Ciberseguridad de Múnich el jueves, Monaco dijo que el FBI estaba creando un “equipo especializado dedicado a la criptomoneda” llamado Virtual Asset Exploitation Unit (lit. “Unidad de Explotación de Activos Virtuales”). La unidad incluirá expertos en criptomonedas y también tendrá los medios para el análisis blockchain que eventualmente puede ser utilizado para rastrear y confiscar fondos ilícitos.

La formación del equipo del FBI se produce más de cuatro meses después de que Mónaco anunciara la puesta en marcha del Justice Department’s National Cryptocurrency Enforcement Team (Equipo Nacional de Cumplimiento de la Criptomoneda del Departamento de Justicia). Ambos trabajarán juntos para perseguir a los actores que “abusan de las criptomonedas para cometer delitos”.

“El ransomware y la extorsión digital, como muchos otros delitos alimentados por las criptomonedas, solo funcionan si los malos cobran, lo que significa que tenemos que detener su modelo de negocio”, dijo Monaco. “Puede que la moneda sea virtual, pero el mensaje a las empresas es concreto: si nos informan, podemos seguir el dinero y no solo ayudarles sino, con suerte, evitar la siguiente víctima”.

image
Lisa Monaco interviene el jueves en la Conferencia de Ciberseguridad de Múnich

El FBI está investigando actualmente 100 variantes de ransomware, lo que podría dar lugar a la posible incautación de criptomonedas por parte de las autoridades estadounidenses. Además de reforzar los esfuerzos para combatir la ciberdelincuencia en el país, Monaco dijo que el Departamento de Justicia pondría en marcha una Iniciativa Internacional de Moneda Virtual que permitiría “más operaciones conjuntas de aplicación de la ley a nivel internacional” para rastrear los fondos a través de la cadena de bloques y fomentar la regulación responsable de los activos digitales.

Antes de la creación del equipo de aplicación del Departamento de Justicia en octubre, un grupo de trabajo incautó de más de USD 2 millones en criptoactivos utilizados para pagar rescates tras un ataque al sistema Colonial Pipeline de Estados Unidos. En su mayor incautación hasta la fecha, el equipo se hizo con el control de USD 3,600 millones en Bitcoin (BTC) y ordenó la detención de dos individuos relacionados con el hackeo en 2016 a Bitfinex.

Además del nuevo equipo de criptomonedas del FBI, Monaco anunció que su antigua consejera principal, Eun Young Choi, dirigirá el National Cryptocurrency Enforcement Team como su directora. Choi dijo que su objetivo es que el equipo trabaje para combatir el uso ilícito de las criptomonedas por parte de los delincuentes a medida que el espacio crece y cambia.