image

“Fake Coins: Estafas con criptomonedas” lleva por nombre la campaña comunicativa creada por la cooperación CibEl@ y el programa de la Unión Europea “El PAcCTO” con el fin de realizar un llamado de atención a todo aquel usuarios que se encuentre inmerso o que esté próximo a indagar el mundo criptográfico y no está completamente de los riesgos de estafa a los que se pueden enfrentar.

La campaña es promovida y publicada en el portal web del Ministerio del Interior de Uruguay con la intención de crear conciencia al respecto mencionando los protocolos de estafas más comunes dentro de Latinoamérica y la Unión Europea y de qué trata cada uno de manera que los usuarios sean capaces de identificarlos si se encuentran en dicha situación.

En la campaña mencionan cinco grupos de tipos de estafas y cada una tiene su manera de operar. Ellas son: estafas utilizando la imagen de famosos, estafas de captación piramidal, estafas mediante la simulación o suplantación, falsas promociones en el e-mail y estafas mediante la seducción. 

  • Estafas utilizando la imagen de famosos

También nombrada en la campaña como “CelebriCoin”, es un método de estafa en el que los cirberdelincuentes adoptan la identidad de alguna celebridad con el fin de utilizar el alcance e influencia que tiene dicho individuo para enviar un mensaje en el que aseguran poder ganar grandes cantidades de dinero en poco tiempo.

  • Estafas de captación piramidal

“PiramiCoin” se trata de captar cada vez a más personas para que inviertan en cierto proyecto con cierta criptomoneda prometiendo un pago posterior, el cual no será realizado y la inversión realizada solo terminará beneficiando a los creadores dicho “proyecto” que en realidad es un pirámide de estafa. 

  • Estafas mediante la simulación o suplantación

“Webcoin”: Esta forma de estafa tiene diferentes representaciones, una de ellas puede ser la creación de billeteras digitales falsas en webs manejadas por los estafadores, otra es que los victimarios usen la imagen de alguna institución financiera en la que el usuario esté inscripto para pedir datos personales y así acceder a sus cuentas y otra forma también puede ser mediante el ofrecimiento de un servicio de intercambio de criptomonedas que realmente es falso y es utilizado únicamente para robarle los activos digitales al usuario. 

“AppCoin”: Este caso es similar al anterior, se trata de la creación de aplicaciones falsas que son mostradas como billeteras digitales o inclusive simulan ser una de las aplicaciones reales de inversión.

  • Falsas promociones en el e-mail

“MailCoin”: Para llevar a cabo este método, los estafadores envían mails en el que prometen una serie de beneficios como “multiplicar rápidamente tu inversión o, incluso, ofreciendo las primeras criptomonedas gratuitas” asimismo también suelen incluir testimonios falsos de famosos. 

Por lo general, ese mail traerá consigo alguna dirección web que redirigirá al usuario a un portal al que debe ser registrado, de igual manera es posible recibir un email en el que pida un cambio de contraseña. 

  • Estafas mediante la seducción 

“BesuCoin/DonjuanCoin/KissCoin”: Para llevar a cabo este tipo de método de estafa el victimario debe hacer uso de la seducción de la víctima para lograr que esta realice alguna inversión en criptomonedas. Comúnmente este método se realiza por medio de la aplicación de citas Tinder y cuando la víctima hace la “inversión” realmente le está dando su dinero al estafador. 

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Te puede interesar:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.