https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDgvYmQzZmViNDQtMjYzZi00YzMyLWFmNTYtMjFhMTZlMjM0MGMwLmpwZw==.jpg
image

El uso de tokens no fungibles (NFT) como bonos de carbono, o compensaciones de carbono, pone de manifiesto un caso de uso para que la tecnología Web3 fomente un futuro más respetuoso con el medio ambiente.

Los NFT como bonos de carbono son una tendencia que avanza lentamente en el mercado de la refinanciación y las finanzas descentralizadas (DeFi). La mayor parte de esta actividad tiene lugar actualmente en la blockchain Polygon (MATIC), que ya ha compensado toda su huella de carbono. Sin embargo, la forma en que estos activos digitales funcionan como bonos de carbono difiere de otras empresas del sector.

Más que un almacén de valer o una pieza de arte digital única, los bonos de carbono NFT sirven como depósito de información relacionada con un lote específico de compensaciones de carbono.

Esta información puede incluir, entre otras cosas, el número total de compensaciones (es decir, cuántas toneladas métricas), el año de la eliminación, el nombre del proyecto, la ubicación geográfica o el programa de certificación utilizado.

Estos NFT se fraccionan en tokens ERC-20 basados en Ethereum, fungibles entre sí.

Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los NFT disponibles para los consumidores, un bono de carbono NFT que funcione correctamente viene con un detalle. Para que sirva a su verdadero propósito, verificar y sustituir las compensaciones de emisiones de carbono, debe ser quemado. En los entornos off-chain del mercado de carbono, esto se llama “retiro”.

Un miembro de KlimaDAO, una organización descentralizada que utiliza DeFi para luchar contra el cambio climático, explicó a Cointelegraph cómo funciona esto tanto in como off-chain.

“El retiro significa que alguien está esencialmente tomando esa compensación de carbono, reclamándola por su beneficio medioambiental, lo que significa que básicamente está compensando sus emisiones. Entonces esa compensación de carbono se retira permanentemente de la circulación y ya no puede ser comercializada o vendida a nadie más”.

Sin embargo, cuando se trata de retirar estas compensaciones de carbono en un entorno on-chain, hay que quemar el token una vez que se obtiene el certificado de retiro. En otras palabras, debe eliminarse de la base de datos y dejar de estar disponible para su negociación.

Es muy importante que si se hace algún tipo de reclamación medioambiental en relación con la compensación que se incluye en un NFT, ese NFT se queme realmente en algún aspecto, y se nombre a una entidad o persona específica para reclamar ese incidente medioambiental.

Hay un gran número de proyectos que están apareciendo en el espacio que afirman aplicar la tecnología NFT para la compensación de carbono, incluyendo carbonABLE y MintCarbon.

Sin embargo, con un valor de mercado de más de USD 850,000 millones, el sector de los bonos de carbono no es pequeño. Al igual que otros mercados rentables, es susceptible de sufrir estafas. A medida que la popularidad de los NFT aumenta, las estafas se hacen más frecuentes.

KlimaDAO subrayó que los proyectos que reclaman NFT como bonos de carbono deben llevar también la acreditación de normas reconocidas internacionalmente. Principalmente, un aval de ICROA, o Alianza Internacional de Reducción y Compensación de Carbono.

De no ser así, los proyectos con este reclamo deberían ser examinados cuidadosamente antes de invertir con ese pretexto. Aunque el mercado de bonos de carbono es valioso, su funcionamiento sigue siendo desconocido para las masas.

“El detalles es que estás combinando Web3 con un mercado que no es muy conocido. Así que, por desgracia, tienes varios actores que se aprovechan de la gente”.

No obstante, estas compensaciones de carbono NFT podrían ser realmente útiles si se divulgan en su totalidad, pues estarían cumpliendo lo que prometen. Estas compensaciones proporcionan una inyección de capital de alguna otra fuente para mantener y desarrollar un proyecto. Esto podría ir desde la generación de energía renovable hasta la protección de bosques o la reforestación.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.