image

Un antiguo ejecutivo de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos cree que el regulador tiene muchas posibilidades de perder su demanda de USD 1,300 millones contra Ripple “por los méritos” del caso.

El abogado Joseph Hall también ha expresado su preocupación sobre cuál podría ser el resultado de la SEC en relación con el caso de alto riesgo contra Ripple, que tendrá ramificaciones para toda la industria.

La demanda alega que la empresa y sus cofundadores, Brad Garlinghouse y Christian Larsen, no notificaron a la SEC su venta de XRP a partir de 2013 y que los tokens son valores no registrados. La SEC ha tratado de demostrar que se produjo un fraude de valores como resultado.

Hall, antiguo director ejecutivo de política de la SEC, apareció el martes en el podcast Thinking Crypto con el presentador Tony Edward, donde dijo:

“No estoy del todo seguro de lo que la SEC planea probar en el litigio de XRP”.

Las implicaciones para la SEC y para el sector de las criptomonedas en general son enormes. Como dice Hall, “la SEC tiene mucho en juego” en el caso, y “todo su proyecto de regulación podría ser básicamente desechado si pierden en los méritos del caso”. Continuó:

“Y sigo pensando que hay bastantes posibilidades de que [la SEC] pierda en cuanto a los méritos”.

Hall cree que Ripple tiene una sólida defensa sobre la base de que la SEC no notificó debidamente su investigación. La SEC está obligada a notificar a las personas y a las empresas que están siendo investigadas.

“Soy muy comprensivo con ese argumento. Es un argumento básico del debido proceso. La red Ripple estuvo operando durante años antes de la presentación de una demanda de última hora contra ellos”.

Jeremy Hogan, otro abogado que ha estado siguiendo y comentando el caso de Ripple durante algún tiempo, también cree que la defensa de la notificación justa de Ripple será lo suficientemente fuerte como para mantenerla fuera del fuego proverbial. En un tuit del miércoles, citó un precedente del caso que la SEC presentó contra Library Credits (LBRY) el pasado mes de marzo y que fue anulado porque la SEC no dio una notificación justa.

El caso Ripple podría tener efectos que marquen la pauta de las investigaciones y los litigios en casos relacionados con criptomonedas en el futuro cercano, una vez que se dicte sentencia. Si la SEC gana, podría comenzar una avalancha de nuevas investigaciones y casos judiciales contra proyectos de criptomonedas. Si Ripple gana, podría obligar a la SEC a reducir drásticamente sus intentos de ir tras la industria de las criptomonedas.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.