image

En las grandes crisis que ha afrontado la humanidad, siempre han tenido un  comportamiento cíclico , las guerras, las pandemias, los crash financieros, los estallidos  sociales etc. 

Como parte de un mundo dinámico, debemos aceptar que los cambios hacen  parte natural del mismo y por ende el estar dispuestos para encontrar la oportunidad, en medio de la adversidad, es una habilidad principal a desarrollar. Planificar sobre nuestro futuro siempre es algo necesario, ya que es el norte por medio del cual nos guiamos.

Sin  embargo, las cosas no siempre salen como las planeamos y por lo tanto debemos ser  resilientes frente a los cambios inesperados que nos sacan del balance cotidiano de  nuestras vidas. 

Una revolución pacífica en medio de la crisis 

En el 2008, el mundo sufrió la peor crisis financiera del siglo XXI hasta su momento,  desatada por la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos sumado a la falta regulaciones y  vigilancia de los fondos privados y de la gestión que estos hacían de los recursos de sus  clientes. 

En resumen, hubo una gestión irresponsable de recursos que resultó en que los  clientes de grandes corporaciones bancarias perdieran todo mientras estos solicitaban  rescates al gobierno para poder reiniciar operaciones. Fue una crisis para la mayoría pero  para otros dejó entrever una gran oportunidad, el diseño de un medio de intercambio de  activos digitales de forma descentralizada y transparente sin que se requiriera un tercero  de confianza que gestione estos recursos y es así como en ese mismo año se hizo relevante la  tecnología Blockchain, software libre, que permite importantes avances en temas como  el intercambio de dinero de forma digital, pero no solo esto, sino que además puede ser  usada para garantizar la transparencia de la identidad digital, trazabilidad de procesos  productivos, notarización, dinero digital, seguimiento de contratos gubernamentales,  intercambio de activos digitales como obras de arte, títulos profesionales, títulos de  propiedad, registros de matrimonio, de nacimiento, protocolos de control de procesos  administrativos y comerciales entre otros. 

Esta iniciativa, generada en medio de una crisis financiera hoy, es considerada una de las tecnologías de la cuarta revolución industrial y es una de las que contribuirá a cambiar el mundo. 

El Pañuelo 

En medio de toda crisis, hay dos tipos de personas, las que lloran y las que venden  pañuelos. En medio de la situación bajista del mercado de criptoactivos, acelerada por la  caída de Luna y Terra, considero que se genera la oportunidad estelar para que nosotros  como actores del ecosistema, tanto desarrolladores, comerciantes o comunidad, reflexionemos sobre las falencias que todavía debemos abordar y resolver. Y de cómo podemos proponer potenciales soluciones para que este tipo de situaciones se repitan cada vez menos, solo  a través de una educación adecuada de administración de nuestros recursos, de entendimiento de mercado, los proyectos y hasta inclusive de sentido común, podrá ir  eliminando ejercicios como estos. 

Si usted ha sido una de las personas afectadas por estos proyectos, haga de su pérdida un costo de experiencia, úsela como un gran aprendizaje, siga adelante y busque la oportunidad en la situación.

Esta tecnología apenas está comenzando a cambiar al mundo y en menos de diez años no podremos vivir sin ella, tal como pasa hoy con el Internet y otras tecnologías.  

Pedro E. Gutierrez Q. es director de Desarrollo de Negocios en Peersyst Technology y CEO  de SYG Digital empresa de Ecommerce en Colombia. Miembro de Dirección de Tecnologías de la Información del tanque de pensamiento Colombiano Alcentro. Anteriormente  fue Council Member de La Fundación NEM y es trader en criptoactivos con mas de seis años de experiencia.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.