image

Los datos de las empresas de análisis de blockchain muestran que la compra y el comercio de criptomonedas por parte de los ciudadanos rusos en los principales exchanges han disminuido, lo que desmiente las teorías de que el país recurrirá a los activos digitales para eludir las sanciones. 

Cuando el precio de bitcoin (BTC) subió más de un 15% la semana pasada, algunos expertos del sector atribuyeron la subida a que los rusos estaban comprando criptomonedas ante el aumento de las sanciones económicas. Sin embargo, esta teoría parece ser falsa, ya que los datos de Chainalysis mostraron que el volumen de comercio de criptomonedas denominado en rublos fue de solo USD 34.1 millones el jueves, aproximadamente la mitad de un pico reciente de USD 70.7 millones hace una semana, el 24 de febrero.

Hablando sobre el asunto de las compras de criptomonedas impulsadas por las sanciones a Bloomberg, el analista de Citigroup, Alexander Saunders, dijo: “Los volúmenes rusos han sido relativamente pequeños hasta ahora, lo que sugiere que la acción de los precios se debe más a los inversores que se posicionan para un aumento esperado de la demanda de Rusia, en lugar de la demanda rusa en sí.”

A pesar de que los expertos rechazan la idea de que las criptomonedas puedan utilizarse para ayudar a Rusia a eludir las sanciones económicas, Estados Unidos y la Unión Europea siguen aumentando su escrutinio regulador de los activos digitales.

Recientemente, el estado de Nueva York aumentó sus capacidades de vigilancia de blockchain para evitar aún más que las criptomonedas o los activos digitales se utilicen para apoyar los intereses rusos.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, emitió una orden ejecutiva el 27 de febrero en la que ordenaba a las agencias estatales que desinvirtieran de las instituciones y empresas rusas, así como de las entidades que les prestan apoyo. Dijo:

“Nueva York es orgullosamente el hogar de la mayor población ucraniana del país y utilizaremos nuestros activos tecnológicos para proteger a nuestra gente y mostrarle a Rusia que les haremos rendir cuentas.”

Destacando el otro lado de la narrativa, Jake Chervinsky, jefe de política de la Asociación Blockchain en los Estados Unidos, llegó a calificar estas preocupaciones sobre las criptomonedas “totalmente infundadas.”

Haciéndose eco de este sentimiento, Ari Redbord, jefe de asuntos legales y gubernamentales del investigador de criptocrimen TRM Labs, afirmó que es demasiado tarde para que los criptoactivos puedan proporcionar suficiente liquidez a Rusia y que la naturaleza pública de las blockchains ya es un elemento disuasorio suficiente para aquellos que buscan eludir las sanciones.

“Rusia no puede usar las criptommonedas para reemplazar los cientos de miles de millones de dólares que podrían potencialmente bloquearse o congelarse.”

Ante la inminente acción reguladora de la comunidad internacional, muchos de los principales exchanges de criptomonedas del mundo han decidido incluir en su lista negra a las personas y organizaciones sancionadas. Binance, sin embargo, ha rechazado las peticiones de censurar las cuentas de clientes rusos “inocentes”.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.