https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvNzMwMjc0NmQtMmViNi00YTRmLWIwMDgtZDZhMzRhM2JlZjI0LmpwZWc=.jpeg
image

El token nativo del bróker de criptomonedas caído en desgracia, Voyager Digital, se ha disparado en lo que parece ser un nuevo esfuerzo por hacer subir su precio aparentemente inspirado en el reciente estrangulamiento de posiciones cortas (short squeeze) de CEL.

El 13 de julio, el token VGX de Voyager se disparó un 178% hasta alcanzar un máximo intradiario de USD 0.891 antes de retroceder a unos USD 0.559, según datos de CoinGecko. Al cierre de esta edición, había recuperado terreno hasta los USD 0.717.

La subida del precio ha coincidido con la aparición de un hashtag en Twitter llamado “#PumpVGXJuly18”, así como con la formación de un grupo de Telegram llamado “Voyager Community Recovery Channel”, que contaba con más de 2,100 miembros al momento de redacción.

El token ha ganado más de un 400% desde el comienzo de la semana, pues los especuladores parecen estar subiéndose a la última moda para hacer dinero rápido.

El repunte de VGX de esta semana es un respiro de una tendencia a la baja constante para el token de criptomonedas este año, perdiendo casi el 80% desde el comienzo de 2022. También ha bajado un 94.3% desde su máximo histórico de enero de 2018 de USD 12.47.

El 6 de julio, Voyager Digital anunció su plan de reestructuración, que incluiría la emisión de tokens Voyager a los clientes que habían sufrido pérdidas tras la suspensión de sus operaciones a principios de mes. Ese mismo día, la empresa se declaró en bancarrota según el capítulo 11 de la ley de bancarrotas, alegando problemas de liquidez derivados de las deudas pendientes de Three Arrows Capital (3AC).

El último giro en esta novela se produjo cuando un juez federal de Nueva York congeló los activos restantes de 3AC el 12 de julio. Otra parte del plan de reestructuración incluye cualquier recuperación de activos de 3AC, lo que también podría explicar en parte el aumento del valor percibido del token VGX.

La desconocida empresa de criptomonedas MetaFormLabs, que inició la movida en Twitter para hacer subir el precio VGX el 9 de julio, se ha comprometido a rescatar a Voyager con ello. El 13 de julio, la empresa detalló su objetivo de precio del token y las cantidades prometidas para el paquete de rescate.

“Hemos establecido un nuevo rango objetivo de 5-8 dólares. Actualmente, tenemos USD 50,000,000 internos y USD 67,000,000 prometidos por conocidos entusiastas de las criptomonedas”.

El 14 de julio, afirmó tener USD 135 millones en fondos para el paquete de rescate, que se anunciará en su totalidad el 18 de julio, coincidiendo con sus planes de hacer subir el precio de VGX.

Tras la subida inicial, que comenzó el 13 de julio cuando los precios se elevaron desde los USD 0.15, MetaFormLabs afirmó que esto no tenía nada que ver con ellos.

“Donde hay verde hay buitres que hacen presa de las entradas bajas. El #PumpVGXJulio18 se llevará a cabo como estaba previsto el 18 de julio a las 2pm PST. El movimiento de hoy no hemos sido nosotros, ni siquiera hemos empezado”.

El plan ha sido recibido con una buena dosis de escepticismo por parte de la comunidad entusiasta de las criptomonedas en Twitter.

No se mencionó ningún plan de rescate en la cuenta de Twitter oficial de Voyager.

Cointelegraph se puso en contacto con MetaFormLabs para obtener más detalles en respuesta a su “misión”, pero no recibió respuesta al momento de publicar este artículo.

Mientras tanto, VGX ya estaba cayendo y había perdido un 21% desde su subida inicial de ayer. Un escenario parecido ocurrió con los nuevos tokens Terra LUNA, que se dispararon por encima de los USD 10 un par de días después de su lanzamiento a finales de mayo, para caer a unos USD 2 una semana después.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.