https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvYjk5ZjNhNjQtNzE5YS00ZmMyLWIyZWQtOTg1ZDMyZmZmZmMyLmpwZw==.jpg
image

El Consejo de Estabilidad Financiera (FSB), un regulador financiero mundial que incluye a todos los países del G20, se está preparando para proponer una normativa internacional para las criptomonedas y las stablecoins en octubre.

El 11 de julio, el FSB emitió una declaración sobre la regulación y supervisión internacional de las actividades de los criptoactivos, anunciando un importante esfuerzo de regulación de las criptomonedas.

El organismo de vigilancia tiene previsto informar al ministro de finanzas del G20 y a los gobernadores de los bancos centrales en octubre de 2022 sobre los enfoques de regulación y supervisión de las stablecoins y otros criptoactivos. Para entonces, el FSB tiene como objetivo un informe de consulta pública sobre la revisión de las recomendaciones, incluyendo “cómo se pueden ampliar los marcos existentes para cerrar las brechas y aplicar las recomendaciones de alto nivel.”

La autoridad del G20 también tiene previsto presentar otro informe de consulta pública que proponga recomendaciones para promover la coherencia mundial de los enfoques de regulación y supervisión de otros criptoactivos.

“Estos esfuerzos combinados del FSB y de los organismos internacionales de fijación de normas tienen como objetivo minimizar el riesgo de fragmentación y arbitraje regulatorio”, señaló el FSB.

Según el comunicado, el creciente interés del FSB en las regulaciones de las criptomonedas se debe a la reciente caída de los criptomercados. La agitación del mercado ha puesto de manifiesto la cuestión de la “creciente interconexión de las criptomonedas con el sistema financiero tradicional”, dijo el regulador.

“Puede tener efectos indirectos en partes importantes de las finanzas tradicionales, como los mercados de financiación a corto plazo”, declaró el FSB, añadiendo que los reguladores mundiales deben supervisar los criptomercados de acuerdo con el principio de “misma actividad, mismo riesgo, misma regulación”.

Como tal, una stablecoin que entre en la corriente principal del sistema financiero necesita cumplir con “altos estándares de regulación y transparencia, mantener en todo momento las reservas que preservan la estabilidad del valor y cumplir con las normas internacionales pertinentes”, declaró el FSB.

El plan del FSB de proponer recomendaciones para una regulación global unificada de las stablecoins es una tarea bastante difícil, según algunos ejecutivos del sector.

Narek Gevorgyan, CEO del proveedor de criptodatos CoinStats, señaló que el FSB no tiene poderes legislativos, pero promete encajar los criptoactivos en los marcos legales existentes de los países miembros participantes. En una declaración a Cointelegraph, Gevorgyan cuestionó la capacidad del regulador para abarcar todos los enfoques y protocolos de regulación, declarando:

“Los marcos legales existentes pueden ayudar a regular los aspectos especulativos del mercado y los exchanges centralizados, pero ¿cómo planea el CEF integrar los cientos de protocolos existentes y de nueva aparición que son radicalmente resistentes a la regulación por diseño?”

En febrero de este año, el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) señaló múltiples riesgos derivados de la industria de las criptomonedas. La autoridad estaba preocupada específicamente por el posible fracaso de ciertas monedas estables, el problema de las lagunas de datos en la industria de las criptomonedas, así como los resultados potencialmente amenazadores de un rápido crecimiento de las finanzas descentralizadas.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.