https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvZDYwODExOGQtMGJkZC00ZTM2LTliM2MtODNhZGNjNjU5OWE4LmpwZw==.jpg
image

Los especialistas en ciberseguridad han acogido con satisfacción un nuevo ensayo de la Comisión Australiana de la Competencia y el Consumidor (ACCC) para retirar automáticamente los sitios web de estafas. En el ensayo se han eliminado decenas de sitios de estafa, incluidos de criptomonedas, después de que se denunciaran más de 300.

La ACCC informó que los australianos habían perdido USD 113 millones en estafas con criptomonedas el año pasado. El nuevo ensayo se llevará a cabo en colaboración con la Comisión Australiana de Valores e Inversiones (ASIC) y se centrará en la eliminación eficaz de los sitios web de estafa una vez que hayan sido denunciados a los reguladores australianos para proteger a los posibles inversores de ser víctimas de fraudes de criptomonedas.

La ACCC está utilizando un servicio de contramedidas de Netcraft, con sede en el Reino Unido, que lleva cuatro años prestando un servicio similar al Centro Nacional de Ciberseguridad del Reino Unido.

Según un informe de IT News, entre los sitios que ya se han retirado figuran “sitios de phishing que se hacen pasar por empresas y autoridades gubernamentales australianas”, junto con “estafas de cachorros, estafas de zapatos, estafas de inversiones en criptomonedas y estafas de soporte técnico”.

Ken Gamble, presidente ejecutivo de la empresa de inteligencia privada IFW Global, elogió el desarrollo. Le dijo a Cointelegraph que esta es “la mejor noticia que ha escuchado”, ya que había “visto el daño que estos sitios hechos por sofisticados estafadores han hecho utilizando técnicas de marketing digital de última generación:”

“Estos sitios web de estafa de criptomonedas no están regulados, y son organizados por grupos criminales, muchos de los cuales residen en Europa del Este, que operan centros de llamadas, robando dinero de madres y padres de todo el mundo todos los días.”

Gamble dijo que los organismos gubernamentales australianos también deben estar abiertos a colaborar con el sector privado para ver el éxito real.

“Necesitamos que las fuerzas de seguridad se involucren y colaboren con diferentes países […] muchos de estos grandes criptoexchanges no ayudan en las investigaciones de fraude, haciendo que nuestras investigaciones sean mucho más difíciles de lo necesario”.

Investigadores y románticos, tengan cuidado

Gamble dijo que las personas que investigan sobre criptomonedas a menudo son objeto de anuncios en Facebook que les “atraen” con “vídeos profesionales al estilo de Hollywood”, convenciéndoles de lo fácil que es ganar dinero:

“Si alguien quiere invertir USD 10,000 en criptomonedas, debería gastar USD 1,000 en hacer comprobaciones de diligencia debida para asegurarse de que se trata de una plataforma legítima […] si resulta ser una estafa, serán los mejores USD 1,000 que habrá gastado nunca.”

Dijo que los criptoinversores deben hacer su propia diligencia debida, ya que muchos sitios web clonan empresas más grandes para estafar personas ingenuas. Dijo que los potenciales inversores, como mínimo, deberían “hacer comprobaciones para asegurarse de que la plataforma está regulada, con todos los números de licencia financiera correctos”.

Un representante de Cyber Trace, un equipo de investigadores privados especializados en fraudes con criptomonedas, le dijo a Cointelegraph que el “romance baiting” es la estafa más común con criptomonedas.

Esto implica que las víctimas hablan con un interés romántico en línea que les ayuda a inscribirse en un importante criptoexchange después de decirle a la víctima que han conseguido “grandes rendimientos de la inversión”.

El estafador entonces le pedirá a la víctima que envíe “una pequeña cantidad de hasta USD 200” a su plataforma, donde “jugará con los números de su parte para mostrarle a la víctima que ya ha obtenido beneficios, ofreciéndole retirar esta cantidad para ganarse su confianza”.

Una vez que la víctima ve lo fácil que es ganar beneficios y retirar sus fondos, comienza a invertir “más y más… y no saca más después de ese momento”.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.