https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS9zdG9yYWdlL3VwbG9hZHMvdmlldy9iMDA2MGMzNDhiYWY4NzlkYjllYTQ3ODlkZThkNzAxMC5qcGc=.jpg
image

Considerado uno de los países con el mejor sistema financiero del mundo, Brasil viene invirtiendo en sistemas y alternativas para seguir progresando. En noviembre de 2020, con la creación de Pix, el país se convirtió en un referente a nivel mundial.

El año pasado, el sistema de pago instantáneo del Banco Central fue elegido el mejor sistema de pago del mundo entre todos los productos de pago del Banco Central, lanzados en los últimos 12 meses, en la categoría Innovación en Pagos de los Fintech & Regtech Global Awards 2021. Actualmente, el sistema cuenta con más de 126 millones de usuarios registrados, según datos del BC.

Este año, otra novedad que viene para mejorar el sistema financiero y promete llevar a Brasil al mundo de las criptomonedas, es el Real Digital. El anuncio lo hizo el presidente del Banco Central, Roberto Campos Neto, quien informó que la moneda digital de la institución probablemente sea lanzada en el segundo semestre y su primera fase será piloto, no estando disponible para toda la población.

Aún sin detalles sobre cómo funciona el Real Digital, la CBDC (moneda digital emitida por el banco central), será una versión virtual de la real, tendrá su valor basado en el Sistema de Transferencia de Reserva (STR) y un límite de emisión, por lo que es tienen un monto máximo a emitir, al igual que Bitcoin y otras criptomonedas.

Según el especialista en innovación inmobiliaria, Cleberson Marques, la llegada de Real Digital consolidará un movimiento más para digitalizar el dinero y modernizar nuestra economía.

El mercado financiero ha presentado varios cambios a lo largo de los años, siempre innovando. De billetes y monedas a cheques, de cheques a tarjetas de crédito, tarjetas para transacciones electrónicas como DOC y TED y hoy las PIX. Eso nos permitió mayor accesibilidad y rapidez en la adquisición de bienes y servicios y colocó al sistema financiero brasileño entre los más modernos del mundo”, comenta.

Barreras

Cleberson Marques, quien también es uno de los fundadores de Terra Token -una startup en el Medio Oeste especializada en estructurar tecnología para realizar transacciones en criptomonedas y tokenizar activos inmobiliarios-, menciona que existen algunas barreras que pueden impedir que Real Digital funcione.

En Brasil podrían ser la falta de acceso a internet en los hogares brasileños y el uso de algún tipo de dispositivo (teléfono inteligente, tableta, PC o notebook), lo que dificulta la propagación de los mecanismos y la adopción plena de la CBDC. Sin embargo, cree que aún con estas dificultades no habrá posibilidad de que el proyecto se paralice.

El especialista ve que el sector inmobiliario también puede verse impactado con la llegada del Real Digital. Moviendo miles de millones de reales cada año en compra y venta en operaciones convencionales, la nueva tecnología traerá más ganancias y hará crecer aún más el mercado.

Con la adopción de estas nuevas tecnologías, podremos ver negociaciones más rápidas, seguras y eficientes en toda la cadena. Un comprador podrá, previa prueba de aceptación de la venta de la propiedad, pagar en una cuenta predefinida en Smart-contracts e identificar automáticamente la ejecución del pago, transmitiendo de forma autónoma el registro al nuevo propietario”, concluye Cleberson.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.