https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDgvZjhiY2FiZDAtODZjNi00Y2YzLWEyYjUtMDYxZTkwMDViMGM3LmpwZw==.jpg
image

El próximo álbum NFT de Muse será el último formato de álbum elegible en las listas desde 2015. Antes de este concepto de álbum, el último formato en ser aceptado por las listas internacionales fue el de streams de álbumes. Los álbumes de tokens no fungibles (NFT) son ahora admisibles en las listas de Reino Unido y Australia. 

Will of the People es el noveno álbum de estudio de la banda de rock británica y saldrá a la venta el 26 de agosto. Será el álbum insignia de “Digital Pressing” del mercado Web3 Serenade.

Serenade ha creado el digital pressing o prensas digitales como un formato musical “totalmente nuevo, de edición limitada y coleccionable” que se publica mediante una tecnología de tokens no fungibles. El mercado utiliza este nuevo formato para atender la conectividad de la comunidad y la escasez de productos.

Max Shand, CEO y fundador de Serenade, declaró a Cointelegraph: “Las prensas digitales permiten a la industria musical incorporar fácilmente los NFT a los flujos de trabajo y procesos creativos existentes sin tener que financiar nuevos proyectos o diseñar nuevas formas de trabajo. Si quieres innovar en la industria musical, innova en torno al ciclo del álbum porque así es como funciona la industria”.

En febrero de este año, el mercado colaboró con los Brit Awards, una gala anual de premios a la música pop del Reino Unido, acogiendo su colección NFT, que se vendía a 10 libras (USD 12.25) cada una.

Desde luego, no es la primera vez que los NFT se involucran en la industria de la música o con los músicos que lideran las listas de éxitos. ¿Por qué es tan innovador?

En el pasado, los NFT se incluían a menudo en lanzamientos de álbumes u otros tipos de campañas relacionadas con la música. Hasta ahora, no se había lanzado un álbum entero como NFT. Los álbumes NFT como formato gráfico ya existían antes de este lanzamiento, aunque el álbum de Muse será el primero que se acoja a estas normas.

En concreto, el formato Digital Pressing introducido por Serenade ofrece un nuevo estándar de gestión de derechos. En el comunicado de prensa oficial, Serenade destacó que “al funcionar en la cadena de bloques (blockchain) y ofrecer capacidades web3 como la propiedad verificable y la capacidad de comerciar en los mercados secundarios, el Digital Pressing también acumulará regalías precisas y perpetuas para los artistas, los titulares de derechos de autor y los propietarios de contenidos”.

Los conocedores de la industria musical lo ven como un paso más hacia el “futuro de la música”.

Aunque se trata de una novedad en las listas de la industria musical internacional, no es de extrañar que la introduzca Muse. La banda fue uno de los primeros artistas importantes de la industria en utilizar los NFT en sus producciones creativas.

De hecho, el cantante de Muse, Matt Bellamy, lanzó un tema en solitario como NFT a principios de este mes. En septiembre de 2020, la banda colaboró con el famoso proyecto CryptoKitties, y más tarde, en julio de 2021, la marca lanzó su propia colección de NFT en Nifty Gateway.

Shand dijo a Cointelegraph que trabajar con Muse para este lanzamiento fue una cuestión obvia, “Muse fue una elección lógica para ser el primer artista en ofrecer a los fans un digital pressing, ya que son innovadores y tienen un público acérrimo de fans complacientes que siempre han mostrado un apetito por coleccionar gran mercancía de la banda”.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.