image

Arif Alvi, quien actualmente ejerce como presidente de Pakistán, pidió más formación en lo que respecta a tecnologías emergentes, como blockchain, la inteligencia artificial y la ciberseguridad, mientras se reunía con una delegación de expertos en tecnología Blockchain.

En un anuncio realizado el lunes, Alvi dijo que la reserva de talento de Pakistán debe estar preparada para satisfacer las necesidades de la Cuarta Revolución Industrial, que incluye la utilización de la tecnología Blockchain en los sectores público y privado. Según el presidente pakistaní, la tecnología podría utilizarse como herramienta gubernamental para rastrear transacciones, disminuir la corrupción y aumentar la transparencia. Entre el panel de expertos estaba el defensor de Bitcoin SV, Jimmy Nguyen, presidente fundador de la Bitcoin Association.

La reunión se produjo poco antes de que el presidente de Pakistán anunciara que nombraría a Noor Muhammad Dummar como ministro sénior de finanzas de la provincia de Baluchistán. Los ministerios federales de finanzas y leyes de Pakistán no han legislado sobre una posible prohibición general de las criptomonedas en el país, pero el Banco Estatal de Pakistán habría argumentado que las criptomonedas como Bitcoin (BTC) son ilegales y no pueden utilizarse para el comercio.

Un informe publicado por la empresa de análisis de criptomonedas Chainalysis en octubre de 2021 mostró que Pakistán tenía la tercera tasa más alta de adopción de criptomonedas, por detrás de Vietnam e India, con transferencias de más de USD 10 millones en el país que representan el 28% de las transacciones. El banco central del país también dijo en 2021 que estaba estudiando la posible implementación de una moneda digital emitida por el banco central de Pakistán.

Sin embargo, algunos funcionarios de Pakistán parecen seguir asociando los activos digitales con el fraude luego de una estafa multimillonaria de criptomonedas en la que se engañó a los inversores para que enviaran fondos desde sus billeteras de Binance a carteras de terceros desconocidos; algunos informes sugieren que los inversores perdieron hasta USD 100 millones. La Autoridad de Telecomunicaciones de Pakistán también ha bloqueado los sitios web que facilitaban la compraventa de criptomonedas en un esfuerzo por evitar el fraude y el lavado de dinero.

Sigue leyendo: