image

La Autoridad Monetaria de Hong Kong (HKMA) ha advertido que las stablecoins podrían debilitar el dólar de Hong Kong en un documento de debate publicado recientemente sobre su moneda digital para el banco central, el e-HKD. 

Muchos en la industria de las criptomonedas creen que el interés en el desarrollo de las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC) ha sido en respuesta al aumento de las stablecoins del sector privado. Este documento de debate parece confirmar esa opinión.

“Con los continuos desarrollos de las stablecoins, no se puede descartar que acabe surgiendo una stablecoin popular”, escribió la HKMA como parte del documento de debate “e-HKD: A Policy and Design Perspective” publicado el miércoles.

“En un escenario en el que el uso de estas stablecoins se generalice […] el papel de la moneda nacional como unidad de cuenta única podría verse debilitado.”

La autoridad también destacó los riesgos de que estas stablecoins puedan debilitar la integridad de los pagos debido a fallos operativos o financieros o permitir una mayor facilidad de fuga de capitales durante un periodo de crisis financiera, lo que socavaría el control de los bancos centrales sobre la economía local.

La HKMA anunció por primera vez sus planes de estudiar una moneda digital del banco central centrada en el comercio minorista en junio de 2021 como parte de su estrategia “Fintec 2025. Sin embargo, la autoridad también ha estado estudiando las ventajas de emitir una CBDC mayorista desde 2017.

Las CBDC minoristas (rCBDC) se dirigen al público en general y se utilizan para las transacciones cotidianas. Las CBDC mayoristas se emiten solo para las instituciones financieras y tienen como objetivo hacer que sus transacciones sean más rápidas, menos costosas y más seguras.

La autoridad monetaria no se ha comprometido a introducir una moneda digital. El documento de debate más reciente se limita a invitar a los líderes del sector y a los consumidores a que aporten comentarios adicionales sobre los posibles retos y beneficios de la rCBDC propuesta.

También pide opiniones sobre determinadas consideraciones de diseño, como un mecanismo adecuado de emisión de rCBDC, la interoperabilidad entre los sistemas de pago de gran valor y los minoristas, la privacidad y la protección de datos, las consideraciones legales, la participación del sector privado y los posibles casos de uso.

Al otro lado de la frontera, en China continental, la moneda digital del banco central sigue cobrando fuerza. A principios de este mes, el Banco Popular de China (PBOC) dijo que ampliará su prueba del yuan digital a otras seis ciudades, que se suman a las 10 principales ciudades piloto que ya están en fase de prueba.

Por su parte, el gobierno filipino anunció el miércoles que llevará a cabo su propio proyecto piloto para una moneda digital del banco central al por mayor, denominado Proyecto CBDCPh, que prevé utilizar para pagos transfronterizos, pagos de valores de renta variable y facilidades de liquidez intradía (ILF).

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.