image

El recién elegido presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, anunció el martes que impulsará el aplazamiento de la tributación de las ganancias de las inversiones en criptomonedas, al menos hasta que se promulgue un nuevo conjunto de normas denominado Ley Básica de Activos Digitales (DABA).

El impuesto sobre las criptomonedas en Corea del Sur iba a entrar en vigor inicialmente en el año fiscal 2022, pero se retrasó hasta 2023 el pasado diciembre. E-daily informó que Yoon se asegurará de que la ley del impuesto sobre las criptomonedas no entre en vigor hasta que haya una legislación razonable para proteger a los consumidores, lo que podría ocurrir en 2024.

El equipo de transición presidencial del presidente electo ha estado explorando sus opciones para retrasar el impuesto desde marzo, cuando Yoon ganó las elecciones con el argumento de que no había suficiente legislación en vigor para justificar la imposición de impuestos sobre los activos digitales.

La DABA fue concebida por la Comisión de Servicios Financieros (FSC) este año y conlleva una serie de leyes relacionadas con la protección del consumidor. La ley se refiere a la emisión de tokens, a los tokens no fungibles (NFT), a los listados de exchanges centralizados (CEX), a las finanzas internacionales en relación con las criptomonedas, e incluye una respuesta a la orden ejecutiva del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, sobre las criptomonedas.

A través de DABA, la FSC planea introducir un sistema de seguro de criptomonedas como medida de respaldo contra los hackeos, los errores del sistema y las transacciones no autorizadas.

La controvertida legislación del impuesto sobre las criptomonedas, que se ha retrasado una vez más, impondría un impuesto del 20% sobre las ganancias de las inversiones en criptomonedas por encima de unos USD 2,100 al año.

El martes, un representante de la FSC le dijo a e-daily que “la imposición de los ingresos de inversión de los activos virtuales debe hacerse después de que las protecciones de los inversores estén en su lugar”.

Simon Kim, director general de Hashed -una firma de capital de riesgo de criptomonedas de Corea del Sur- estuvo de acuerdo, diciéndole a Cointelegraph el miércoles que “no tiene sentido imponer un impuesto sobre las criptomonedas antes de promulgar los estatutos pertinentes, que establecen claramente el alcance de los negocios relacionados con las criptomonedas y son un requisito previo para la tributación”.

“Sin una investigación profunda sobre la industria y estrategias de implementación robustas, promover la imposición de impuestos sobre las criptomonedas puede causar una variedad de accidentes y plantear algunos problemas graves en la equidad de los impuestos porque un sistema de protección de los inversores para las criptomonedas aún no se ha implementado.”

Mientras la FSC trabaja en la redacción de nuevos proyectos de ley como parte de la DABA, Yoon planea establecer la Agencia de Promoción de la Industria Digital para que sirva como punto de referencia para las cuestiones de regulación de la criptoindustria.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.