https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDgvOTc0NDAwMjAtY2U2OC00ZWRhLTliYmUtZDY1YWIxM2E5OTBlLmpwZw==.jpg

El precio de Bitcoin (BTC) sigue luchando en la resistencia de USD 24,000 y el precio fue rechazado allí el 10 de agosto, pero el rechazo no fue suficiente para sacar el precio del canal ascendente de 52 días. El canal tiene un soporte de USD 22,500 y esta formación alcista sugiere que el precio de BTC eventualmente alcanzará el nivel de USD 29,000 a principios de octubre.

image
Precio de 12 horas del par Bitcoin/USD. Fuente: TradingView

Los datos de los derivados de Bitcoin muestran una falta de interés por parte de los largos apalancados (alcistas), pero al mismo tiempo, no ponen precio a las mayores probabilidades de una caída sorpresa. Curiosamente, la última caída de Bitcoin, el 9 de agosto, vino acompañada de un rendimiento negativo de los valores que cotizan en Estados Unidos.

El 8 de agosto, el fabricante de chips y tarjetas gráficas de vídeo Nvidia Corp (NVDA) anunció que sus ventas del segundo trimestre presentarían una caída del 19% en comparación con el trimestre anterior. Además, el 6 de agosto el Senado estadounidense aprobó un proyecto de ley que podría afectar negativamente a los beneficios de las empresas. A pesar de liberar USD 430,000 millones para financiar “el clima, la sanidad y los impuestos”, la disposición impondría un impuesto del 1% a la recompra de acciones por parte de las empresas que cotizan en bolsa.

La alta correlación de los activos tradicionales con las criptomonedas sigue siendo una gran preocupación para algunos inversores. Los inversores no deberían adelantarse a los acontecimientos, incluso si la presión inflacionista retrocede, porque la Reserva Federal de EE.UU. vigila muy de cerca los datos de empleo. La última lectura mostró un desempleo del 3.5%, típico de unos mercados demasiado calientes, lo que obligó a la autoridad monetaria a seguir subiendo las tasas de interés y a revocar los programas de estímulo de compra de deuda.

Reducir las posiciones de riesgo debería ser la norma hasta que los inversores indiquen claramente que el Banco Central de Estados Unidos está más cerca de suavizar las políticas monetarias más estrictas. Precisamente por eso, los traders de criptomonedas siguen tan de cerca las cifras macroeconómicas.

Actualmente, Bitcoin carece de fuerza para romper la resistencia de los USD 24,000, pero los traders deberían estudiar los derivados para calibrar el sentimiento de los inversores profesionales.

Las métricas de los derivados de Bitcoin son de neutrales a bajistas

La prima anualizada de los futuros de Bitcoin mide la diferencia entre los contratos de futuros a largo plazo y los niveles actuales del mercado al contado. El indicador debería oscilar entre el 4% y el 8% para compensar a los traders por “bloquear” el dinero hasta el vencimiento del contrato. Así, los niveles inferiores al 2% son extremadamente bajistas, mientras que las cifras superiores al 10% indican un excesivo optimismo.

image
Prima anualizada de futuros de Bitcoin a 3 meses. Fuente: Laevitas

El gráfico anterior muestra que esta métrica cayó por debajo del 4% el 1 de junio, lo que refleja la falta de demanda de los traders para las posiciones largas (alcistas) de apalancamiento. Sin embargo, la lectura actual del 2% no es especialmente preocupante, dado que BTC ha bajado un 51% en lo que va del año.

Para excluir las externalidades específicas del instrumento de futuros, los traders deben analizar también los mercados de opciones de Bitcoin. La desviación delta del 25% es una señal reveladora cuando las mesas de arbitraje y los creadores de mercado cobran en exceso por la protección al alza o a la baja.

Si esos traders temen una caída del precio de Bitcoin, el indicador de sesgo se moverá por encima del 12%. Por otro lado, la excitación generalizada refleja una inclinación negativa del 12%.

image
Opciones de Bitcoin de 30 días 25% de sesgo delta: Fuente: Laevitas

Los datos muestran que el indicador de inclinación ha oscilado entre el 3% y el 5% desde el 5 de agosto, lo que se considera una zona neutral. Los traders de opciones ya no están sobrecargando la protección a la baja, lo que significa que pueden carecer de emoción, pero al menos han abandonado el sentimiento de “miedo” visto en los últimos meses.

Teniendo en cuenta el actual patrón de canal ascendente de Bitcoin, los inversores en Bitcoin probablemente no deberían preocuparse demasiado por la falta de demanda de compra, según los datos del mercado de futuros.

Por supuesto, hay un sano escepticismo reflejado en las métricas de los derivados, pero el camino hacia un precio de USD 29,000 de BTC sigue siendo claro mientras la inflación y las estadísticas de empleo estén bajo control.

Los puntos de vista y las opiniones expresadas aquí son únicamente las del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Cointelegraph. Toda inversión y movimiento comercial implica un riesgo. Debes realizar tu propia investigación a la hora de tomar una decisión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.