image

El gigante internacional del petróleo y el gas ConocoPhilips se está sumergiendo en la minería de Bitcoin (BTC) como una forma de eliminar la práctica derrochadora de la quema.

Según un informe de la CNBC, la empresa está llevando a cabo un plan piloto en la región rica en petróleo de Bakken, en Dakota del Norte. En lugar de quemar el gas sobrante, un subproducto de la extracción de petróleo conocido como “flaring”, la empresa lo vende a una empresa minera de Bitcoin para que lo utilice como combustible.

Al hablar de los impactos ambientales de la “quema rutinaria”, un representante de la empresa declaró que la decisión de dedicarse a la minería de Bitcoin reflejaba el objetivo general de la empresa de reducir y “finalmente eliminar la quema rutinaria lo antes posible, a más tardar en 2030”.

En una diapositiva de una presentación de ConocoPhillips de 2021, la empresa declaró que tiene un “enfoque continuo” para garantizar que los proyectos de captura de gas logren una quema rutinaria cero para 2025.

La minería de Bitcoin ofrece una solución única y rentable al problema de la quema rutinaria, que se produce cuando las empresas mineras golpean accidentalmente formaciones de gas natural mientras perforan en busca de petróleo.

Si bien el petróleo se puede extraer y recoger en cualquier lugar, la extracción de gas natural requiere una infraestructura de tuberías. Si los mineros golpean el gas a una distancia significativa de un gasoducto, las empresas se ven obligadas a “quemar” el gas, lo que en última instancia es un procedimiento poco rentable y perjudicial para el medio ambiente.

En lugar de permitir que el gas se desperdicie, los mineros de Bitcoin colocan contenedores o remolques llenos de equipos de minería de criptomonedas cerca de un pozo de petróleo y desvían el gas hacia generadores que alimentan el equipo.

ConocoPhillips no ha revelado a qué minero de Bitcoin ha vendido, ni cuánto tiempo lleva en marcha el experimento preliminar.

Otro explorador de petróleo y gas con sede en EE.UU., Crusoe Energy, también ha aprovechado la minería de Bitcoin como una forma de reducir las emisiones de forma rentable, con aproximadamente 60 centros de datos y unidades de minería de Bitcoin que se alimentan de gas natural desviado en sus campos de petróleo. Según un informe de Argus media, la tecnología de Crusoe Energy reduce las emisiones equivalentes de CO2 hasta en un 63% en comparación con la quema habitual.

En respuesta a las críticas ampliamente difundidas sobre la minería de Bitcoin que suelen surgir de las preocupaciones medioambientales, los mineros se han preocupado cada vez más por encontrar nuevas formas de aprovechar métodos más sostenibles de energía.

El Consejo de Minería de Bitcoin estimó una combinación de energía sostenible del 58.5% para la industria mundial en el cuarto trimestre de 2021. Los mineros de Noruega incluso utilizan el calor residual para secar la madera.

Sigue leyendo: