https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDYvMTQ4MmI0NmQtMDJmNS00NjRmLTkwYWUtMWZiZWQwMzgyMzk5LmpwZw==.jpg
image

Apenas dos semanas después de aparecer en un ask me anything (AMA) con el fundador de Celsius, Alex Mashinsky, el youtuber de criptomonedas Ben Armstrong ha anunciado su intención de presentar una demanda colectiva contra la plataforma de préstamos y su director ejecutivo.

Armstrong hizo amenazas legales a través de Twitter el miércoles y desde entonces ha proporcionado más detalles en múltiples hilos. Su problema se centra en la imposibilidad de pagar los préstamos con los fondos existentes en la plataforma, y en su lugar, tener que depositar nuevos fondos para pagar los préstamos:

“[Nuestro representante de cuenta] nos dijo que teníamos suficiente dinero en nuestra cuenta para pagar un préstamo. Pero no podemos utilizar el dinero de nuestra cuenta. TENEMOS QUE ENVIAR A CELSIUS MÁS DINERO PARA PAGARLO.”

“Imagina que una empresa insolvente de la que no puedes retirar tu dinero te pide que le envíes más dinero”, añadió.

Armstrong declaró que actualmente está trabajando en el proceso de obtener todas las “divulgaciones, documentos, detalles del préstamo, etc.” mientras habla con los abogados para explorar las mejores formas de llevar a cabo la demanda colectiva. Los co-demandantes aún no han sido añadidos debido a que Armstrong no ha “empezado a moverse oficialmente”. 

BitBoy Crypto es la segunda cuenta de YouTube de criptomonedas con más suscriptores; aproximadamente tiene 1.45 millones de suscriptores, y proporciona principalmente comentarios sobre noticias/eventos del mercado. El canal solo está detrás de Coin Bureau y sus 2.07 millones de suscriptores. BitBoy Crypto también tiene muchos detractores, algunos de los cuales alegan que se le ha pagado para promocionar criptoactivos dudosos en el pasado.

Los sentimientos de Armstrong hacia Celsius han oscilado mucho desde hace apenas dos semanas, cuando apareció en la sesión de Ask Me Anything (AMA) con Mashinsky en el canal de YouTube de Celsius.

“Y hoy soy la víctima. Me regaño a mí mismo y me pregunto cómo dejé que esto fuera tan malo y llegara tan lejos”, dijo.

Celsius está luchando contra la insolvencia o está experimentando graves problemas de liquidez como resultado de la caída del mercado de criptomonedas. La empresa detuvo los retiros de fondos el lunes, y también se informó que había desplazado activos por un valor de unos USD 320 millones para pagar préstamos y evitar la liquidación en plataformas financieras descentralizadas (DeFi) como Aave.

Sin embargo, un problema para una posible demanda es si Celsius se declara en bancarrota, ya que se activará una disposición llamada “suspensión automática”, que impediría a los acreedores llevar a cabo actividades de cobro contra la empresa.

Al parecer, Celsius ha contratado a abogados de reestructuración de Akin Gump Strauss Hauer & Feld para encontrar posibles soluciones a sus problemas financieros. Sin embargo, Armstrong afirma que este tipo de abogados “se especializan en preparar a las empresas para la quiebra”.

“Incluso si Celsius se declara en bancarrota, hemos descubierto algunas posibles soluciones para llevar a cabo una demanda colectiva (que no se vea afectada por la bancarrota). Desgraciadamente, por ahora tengo que mantenerlo en secreto”, dijo.

En cuanto a la recuperación de fondos de Celsius, al menos parece haber una opción potencial para que los usuarios con menos de USD 25,000 en la plataforma obtengan sus activos en un futuro inmediato. Joshua Browder, fundador del abogado de robots DoNotPay, tuiteó el miércoles una estrategia paso a paso sobre cómo los usuarios podrían recuperar los fondos:

“En este momento, estos exchanges aún no han solicitado la protección de la quiebra. Por lo tanto, están sujetos a juicios de menor cuantía. Los juicios de menor cuantía suelen durar entre uno y dos meses. Si esto toma más tiempo que eso, esta estrategia funcionará.”

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.