image

Cuando no está diseñando la mercancía de la NBA o suministrando café a los grandes minoristas, Shawn Kurz lucha contra el hambre en el mundo con la ayuda de la tecnología blockchain

Motivado por subsanar las deficiencias de los sistemas tradicionales de beneficencia, Kurz fundó FoodChain Global (FCG), una organización que utiliza un ecosistema basado en blockchain para apoyar las iniciativas de beneficencia dirigidas al hambre en el mundo.

Con la ayuda de Cody Boyd, antiguo ingeniero de sistemas militares, para dirigir un equipo de desarrollo de blockchain, FCG ha lanzado productos de activos digitales como el token FoodChain Global (FOOD) y los tokens no fungibles (NFT) y utiliza los beneficios para suministrar alimentos a los bancos de alimentos

Kurz le dijo a Cointelegraph que el proyecto pretende llevar la lucha contra el hambre mundial a las generaciones más jóvenes. El equipo pretende ofrecer continuamente productos digitales que hablen a los Millennials y GenZ que están pegados al mundo digital. 

“Tenemos que relacionarnos y ofrecer productos a las generaciones futuras para seguir abordando la crisis mundial del hambre pero, al mismo tiempo, hacer que los productos sean atractivos e interactivos.” 

Según Kurz, muchos de los proyectos actuales de blockchain, especialmente las memecoins, tienen poca o ninguna contribución al mundo real. Insta a la comunidad a dejar de lado la palabrería y “tener líderes empresariales fuertes que muestren el lado bueno de la tecnología.”

Por el momento, FCG ha lanzado tokens FOOD basados en Polygon, NFT y tiendas de ropa de criptomonedas. Los ingresos se utilizaron para suministrar alimentos al Daily Bread Food Bank y a Haven on the Queensway.

“La mayoría de las personas que donan a la caridad solo donan y nunca llegan a ver una prueba tangible de que ese dinero se ha gastado”, dijo Kurz. Sin embargo, el fundador de FCG mencionó que las personas que compran tokens FOOD pueden seguir fácilmente el destino de su dinero a través del explorador de blockchain de Polygon.

Al revisar las transacciones disponibles públicamente en Polyscan, cualquiera puede ver los movimientos de los activos dentro del ecosistema de FCG. Con esto, la gente puede rastrear la cantidad que va a la caridad. Kurz dijo que esto le permite al público exigir responsabilidades a la empresa. 

Mientras tanto, las criptocaridades dedicadas a diversas causas van en aumento. Muchos proyectos basados en blockchain han contribuido a iniciativas filantrópicas, recaudando millones de dólares. La plataforma de criptodonaciones The Giving Block informó en febrero que las criptodonaciones se multiplicaron por 16 en 2021.

Sigue leyendo: