https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvMDIxYjBmMWItODAwOS00ZjNiLThjMDctYjIzZjhjODE1Y2Q0LmpwZw==.jpg
image

El Banco Central Europeo (BCE) ha publicado un informe en el que analiza el crecimiento del mercado de criptomonedas en la última década y los riesgos que plantea para el sistema financiero actual.

En una sección del informe dedicada a las stablecoins se discute el papel central que desempeñan en el ecosistema actual. Las stablecoins se utilizan cada vez más para interconectar diversas redes blockchain y desempeñan un papel fundamental a la hora de ofrecer liquidez al ecosistema de las finanzas descentralizadas (DeFi).

El informe analizaba además si estas stablecoins podrían encontrar un lugar en el sistema financiero tradicional, pero concluía que la falta de supervisión regulatoria, sumada al reciente debacle de ecosistemas de stablecoins algorítmicas como Terra, indica los efectos de contagio que estas stablecoins podrían tener en el sistema financiero. Un extracto del informe decía:

“Las mayores stablecoins cumplen una función crítica para la liquidez de los mercados de criptoactivos, esto podría tener amplias implicaciones para los mercados de criptoactivos si se produce una corrida bancaria o un fallo de una de las mayores stablecoins”.

No fueron solo las stablecoins algorítmicas las que se enfrentaron a la crisis durante el desplome del mercado de criptomonedas en mayo, incluso la stablecoin centralizada Tether (USDT) perdió su paridad con el dólar durante un tiempo y vio casi un 10% en retiros de capital.

El BCE también rechazó la idea de utilizar stablecoins como método de pago, alegando que no son prácticas, pues la velocidad y el coste transaccional, así como sus condiciones de reembolso, han demostrado ser “inadecuados para su uso en los pagos de la economía real”.

El BCE recomendó la adopción de medidas de supervisión y regulación adecuadas para garantizar que las stablecoins no supongan un riesgo para la estabilidad financiera en los países europeos. Sin embargo, el informe señaló que la penetración de las stablecoins en la región es limitada, dado que los proveedores de servicios de pago europeos no han sido muy activos en los mercados de stablecoins hasta ahora.

La Unión Europea aprobó recientemente el marco regulatorio Markets in Crypto-Assets (MiCa), que ofrece orientación a los proveedores de servicios de criptoactivos (CASP) para operar en la región europea. El acuerdo provisional incluye normas que cubrirán a los emisores de criptoactivos sin respaldo, stablecoins, plataformas de negociación y billeteras de criptomonedas.

El BCE pretende restringir la emisión de stablecoins a las entidades de dinero electrónico y a las instituciones de crédito para garantizar que un incidente similar al de Terra no lleve a los inversores a perder miles de millones de dólares.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.