https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDYvYjRjMGI0ZTUtMmZkZC00YjNlLWE3MWItMmY5ZjRiZDZjYzhiLmpwZw==.jpg
image

El banco de activos digitales Custodia, con sede en Wyoming, ha demandado a la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal y al Banco de la Reserva Federal de Kansas City, alegando un “retraso ilegal” en la tramitación de una solicitud de su cuenta principal.

Custodia, antes conocido como Avanti, fue una de las primeras Instituciones Depositarias de Propósito Especial (SPDI), también conocidas como “bancos de blockchain”, realizadas bajo el marco regulatorio de Wyoming.

El banco fue fundado por Caitlin Long, una de las primeras defensoras de bitcoin (BTC) que creó la institución en 2020 para ofrecer cuentas a las criptoempresas y servirles de puente al sistema de pagos en dólares de Estados Unidos.

Custodia presentó una solicitud para una cuenta maestra de la Reserva Federal hace 19 meses, en octubre de 2020. La cuenta le permitiría a Custodia acceder a los sistemas de pago de la Reserva Federal sin tener que recurrir a un tercer banco.

Nathan Miller, un portavoz de Custodia Bank, le dijo a Cointelegraph:

“A través de esta demanda, Custodia busca asegurar que su solicitud de cuenta maestra de la Reserva Federal reciba el trato justo y el debido proceso que le garantizan tanto el estatuto federal como la Constitución de los Estados Unidos. Custodia ha cumplido todas las normas que le son aplicables, y ha ido más allá al solicitar convertirse en un banco miembro de la Reserva Federal.”

La demanda alega que la Reserva Federal violó un código de los Estados Unidos que establece un plazo de un año para procesar la solicitud y dice que incluso indica en la solicitud de cuenta principal que la decisión tarda de cinco a siete días hábiles.

El banco de la Fed en Kansas City estaba listo para aprobar la cuenta antes de que la Junta de la Reserva Federal afirmara el control del proceso en la primavera de 2021, lo que “descarriló” la solicitud, dice Custodia.

Custodia afirma que el “proceso burocrático de caja negra” significó que había agotado “todas las opciones menos el litigio” y trató de obligar a la Reserva Federal y a su banco de Kansas City a aprobar su cuenta principal en un plazo de 30 días.

Custodia planea proporcionar la liquidación final de los pagos en dólares estaunidenses en las transacciones de activos digitales, además de proporcionar servicios de custodia de activos digitales. Una parte fundamental de su servicio consiste en compensar los pagos de sus clientes directamente con la Fed, lo que, según afirma, reducirá los costes, el riesgo de crédito de contraparte y los retrasos en la liquidación.

El retraso ha pospuesto la entrada plena de Custodia en el mercado y ha obligado al banco a asociarse con otro banco que ya tiene una cuenta maestra. Dice que se trata de una “solución improvisada” que es “la segunda mejor y mucho más cara”.

Si Custodia gana la demanda o se le concede una cuenta maestra de la Fed, será el primer banco de activos digitales del país en asegurar una.

En diciembre de 2021, la senadora republicana por Wyoming, Cynthia Lummis, afirmó que la Fed estaba “violando la ley” con su trato injusto a las SPDI como Custodia al retrasar las solicitudes para recibir cuentas maestras.

Las SPDI se crearon a partir de un marco regulatorio de Wyoming para la custodia de criptomonedas introducido a finales de 2019 para servir a las empresas que no pueden asegurar los servicios bancarios de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) debido a sus operaciones con criptomonedas.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.