https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDgvYTZjZjM1MzAtODI0NS00NDJhLWIxYWEtYjRlZGIxM2FhMDgwLmpwZw==.jpg
image

Nuri, un banco alemán centrado en las criptomonedas que cuenta con 500,000 clientes, se declaró insolvente el 9 de agosto, citando la caída de los precios de las criptomonedas, la insolvencia de Celsius y otros fondos de criptomonedas a principios de este año como motivo de la medida.

El banco dijo que la medida “garantizará el camino más seguro de cara al futuro” para todos sus clientes, pero también resaltó que la insolvencia no afectará a sus servicios, a los fondos de los clientes, a las inversiones o a la capacidad de los clientes de retirar sus activos de la plataforma.

Algunos clientes han reportado dificultades para retirar sus activos a través de la aplicación móvil de Nuri, sin embargo, el banco dijo en Twitter que esto ha sido el resultado del alto tráfico y uso, y volvió a enfatizar que “los fondos están a salvo”.

En particular, la propia empresa no maneja los fondos en dinero corriente y criptomonedas de los clientes debido a una asociación con Solarisbank AG. Según el sitio web del Grupo Solaris, Nuri se asoció con el banco y su división de criptomonedas, Solaris Digital Assets, para subcontratar las licencias de custodia bancaria y de criptoactivos.

Esto permitió a Nuri ampliar sus operaciones y servicios utilizando la infraestructura/licencia bancaria y de criptoactivos de Solaris. Como Solaris no tiene problemas de liquidez, Nuri puede seguir prestando sus servicios mientras la empresa se reestructura, a diferencia de otras empresas que han tenido los mismos problemas.

“Permítanos reiterar la información más importante para usted: Todos los fondos de sus cuentas Nuri están a salvo gracias a nuestra asociación con Solarisbank AG. El procedimiento de insolvencia temporal no afecta tus depósitos, fondos en criptomonedas e inversiones de Nuri Pot que se hayan realizado con nosotros”.

“Tienes garantizado el acceso y podrás depositar y retirar todos los fondos libremente en cualquier momento. Por el momento, nada cambiará y la aplicación, productos y servicios de Nuri seguirán funcionando”, añadió Nuri.

Nuri declaró que se ha enfrentado a una “tensión duradera” en la liquidez de su negocio en 2022 debido a “importantes vientos en contra macroeconómicos y al enfriamiento de los mercados de capitales públicos y privados”, así como los efectos de la pandemia mundial y la invasión de Rusia a Ucrania.

“Además, varios acontecimientos negativos en los mercados de criptomonedas a principios de este año, incluyendo caídas importantes de los precios de criptomonedas, la implosión del protocolo Luna/Terra, la insolvencia de Celsius y otros conocidos fondos de criptomonedas han llevado a un mercado bajista de criptomonedas”, escribió Nuri.

La empresa berlinesa Nuri, antes llamada “Bitwala”, se fundó en 2015 y ofrece cuentas de ahorro de criptomonedas, cestas de inversión de cartera llamadas “Nuri Pots” y servicios de compraventa de criptomonedas por los que cobra un 1% de comisiones de transacción.

“Estamos seguros de que el procedimiento de insolvencia temporal ofrece la mejor base para desarrollar un concepto de reestructuración viable a largo plazo en la situación actual de la empresa”, añadió.

Nuri se une a una serie de firmas de criptomonedas que han tenido problemas de liquidez durante el mercado bajista de 2022, siendo los nombres más notables Voyager Digital, Celsius y Three Arrows Capital.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.