image

El Commonwealth Bank of Australia (CBA) ha dejado en suspenso de forma indefinida sus planes para un segundo programa piloto de servicios de criptocomercio y ha cortado el acceso a los que estaban en la primera ronda de pruebas.

CBA le envió a Cointelegraph una transcripción de una sesión informativa del banco el martes, en la que el CEO, Matt Comyn, dijo que todavía estaba esperando claridad regulatoria. También dijo que estaba “trabajando con una serie de reguladores muy estrechamente, como se puede imaginar, sobre el tratamiento adecuado de este producto en particular:”

“Nuestra intención sigue siendo, en este momento, reiniciar el piloto, pero todavía hay un par de cosas que queremos trabajar en un frente regulatorio para asegurarnos de que es lo más apropiado.”

Comyn dijo que ya se está revisando una propuesta del Tesoro para el programa, pero no compartió ningún plazo previsto para su finalización.

Comyn dijo que la salvaje volatilidad de la semana pasada parecía respaldar la necesidad de la prórroga, a pesar de que el segundo programa piloto ya se había congelado en abril después de que los reguladores financieros se opusieran a darles a los usuarios habituales de los bancos un acceso fácil a las criptomonedas. La Comisión de Valores e Inversiones de Australia (ASIC) se opuso a los servicios de la CBA alegando la ausencia de protecciones para los consumidores.

Dijo: “Está claro que es un sector muy volátil que sigue despertando un enorme interés”.

“Pero junto a esa volatilidad, la conciencia y supongo que la escala, ciertamente a nivel mundial, se puede ver que hay mucho interés de los reguladores y la gente en la mejor manera de regular eso.”

Comyn también sugirió que el banco estaba esperando el resultado de las elecciones federales del 21 de mayo. Si un nuevo régimen llega al poder, podría significar amplios cambios en el panorama de la regulación de las criptomonedas, lo cual, según Comyn, “será un tema de reflexión para el gobierno entrante.”

El profesor de liderazgo y emprendimiento de la Universidad de Swinburne, Dimitrios Salampasis, declaró a The Guardian que la CBA puede ir despacio en caso de que se produzcan daños en su reputación.

Teniendo en cuenta el reciente desplome de los precios en los mercados de criptomonedas debido al colapso de Terra, el Dr. Slampasis dijo que “equilibrar el riesgo, la equidad de la marca y la claridad regulatoria será clave para minimizar la interrupción en el modelo de negocio actual de CBA.”

El CBA fue el primer gran banco de Australia en ofrecer servicios de criptomonedas a través de su aplicación móvil el mes de noviembre. A medida que avanzaba el programa piloto, les prometió acceso a los 6.5 millones de usuarios de la aplicación una vez que se hubiera desplegado por completo. A partir de ahora, esos planes quedan en suspenso por tiempo indefinido.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.