image

El CEO y cofundador de la plataforma de inversión y minería de criptomonedas (MCC) Luiz Capuci ha sido acusado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ) por “orquestar presuntamente un esquema de fraude de inversión global de USD 62 millones.”

El DOJ acusa a Capuci de conspiración para cometer fraude electrónico, conspiración para cometer fraude de valores y conspiración para cometer lavado de dinero internacional en relación con varios esquemas supuestamente fraudulentos que se ejecutaron a través de MCC. Si se le declara culpable, se enfrenta a una pena máxima de 45 años de prisión.

Según la acusación del Departamento de Justicia, Capuci, junto con otros conspiradores no identificados, está acusado de engañar a los inversores sobre el potencial de rentabilidad de los paquetes de minería de MCC y de un token nativo denominado Capital Coin que estaba respaldado por la “mayor operación de minería de criptomonedas del mundo”.

Como parte de los paquetes de minería, Capuci promocionó “ganancias sustanciales y rendimientos garantizados al utilizar el dinero de los inversores para minar nuevas criptomonedas”, pero supuestamente no cumplió el trato:

“Sin embargo, como se alega en la acusación, Capuci operó un esquema de inversión fraudulento y no utilizó los fondos de los inversores para minar nuevas criptomonedas, como prometió, sino que desvió los fondos a criptomonederos bajo su control.”

También se acusa a Capuci de comercializar dudosos bots de comercio de MCC “con una nueva tecnología nunca vista antes” que podían realizar “miles de operaciones por segundo ” y generar rendimientos diarios para los inversores.

“Al igual que hizo con los paquetes de minería, se alega que Capuci operó un esquema de fraude de inversión con los bots de comercio y, contrario a como prometió, no usó los bots de comercio de MCC para generar ingresos para los inversores, sino que desviaba los fondos a sí mismo y a los co-conspiradores”, dice la acusación del DOJ.

Además, el director general y cofundador de MCC presuntamente reclutó a promotores y afiliados de MCC como parte de un esquema de marketing multinivel. A cambio de atraer a los inversores al ecosistema de MCC, Capuci prometió desde “relojes Apple y iPads hasta vehículos de lujo como un Lamborghini, un Porsche” e incluso su propio Ferrari.

“Capuci también ocultó la ubicación y el control de las ganancias del fraude obtenidas de los inversores lavando los fondos a nivel internacional a través de varios criptoexchanges con sede en el extranjero.”

La acusación del DOJ también se anunció el mismo día en que la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) esbozó cargos de fraude contra el cofundador de MCC, Emerson Pires, Capuci y dos entidades controladas por Capuci en CPTLCoin Corp. y Bitchain Exchanges.

Según la denuncia de la SEC, “MCC, Capuci y Pires vendieron paquetes de minería a 65,535 inversores de todo el mundo y prometieron rendimientos diarios del 1 por ciento, pagados semanalmente” a lo largo de un año.

La SEC alegó que inicialmente se les prometió a los inversores rendimientos en bitcoin (BTC). Sin embargo, posteriormente se cambiaron por Capital Coin de MCC, que solo podía canjearse en “una falsa plataforma de comercio de criptoactivos creada y gestionada por Capuci” llamada Bitchain.

Sin embargo, cuando llegaba el momento de retirar sus fondos, los usuarios solo podían comprar otro paquete de minería o perder sus fondos.

La SEC alega que Pires y Capuci “obtuvieron al menos USD 8.1 millones de la venta de los paquetes de minería y USD 3.2 millones en comisiones de iniciación”.

“Como se alega en la demanda, Capuci y Pires aprovecharon todas las oportunidades para sacar más dinero de los inversores desprevenidos con falsas promesas de rendimientos extravagantes y utilizaron los fondos de los inversores recaudados de este esquema fraudulento para financiar un estilo de vida lujoso, incluyendo la compra de Lamborghinis, yates y bienes raíces”, dijo A. Kristina Littman, jefe de la Unidad de Criptoactivos y Cibernética de la división de aplicación de la SEC.

La SEC también declaró que el mes pasado el Tribunal del Distrito Sur de Florida emitió una orden de restricción temporal contra los acusados y una orden de congelación de sus activos.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.