El mundo se despertó con un “mar de rojo” que no se limitó necesariamente a los mercados financieros, ya que Rusia le declaró la guerra a Ucrania a primera hora del jueves.

Los mercados financieros tradicionales, junto con los mercados de criptomonedas, han estado cayendo a la baja durante la última semana y experimentaron un rápido descenso a primera hora del jueves. Aparte de los precios del crudo, que saltaron a un máximo de ocho años por encima de los USD 100, la mayoría de las acciones han perdido más del 5%.

La invasión rusa del jueves desencadenó el impulso bajista, lo que llevó a una venta de USD 500,000 millones en el mercado de criptomonedas, donde la mayoría de las criptomonedas perdieron el soporte crítico para negociar en un mínimo de tres meses. La capitalización del mercado de criptomonedas experimentó un descenso del 10% durante las primeras horas de la mañana en Asia, cayendo por debajo de la marca de USD 1.5 billones.

Bitcoin (BTC) se considera una cobertura contra la inflación, y muchos esperaban que su precio mostrara resistencia en un momento de crisis. Sin embargo, Sam Bankman-Fried, director general del exchange global de derivados y criptomonedas al contado FTX, cree que la caída de BTC no fue una sorpresa.

En un hilo de Twitter en el que se aborda el escenario del mercado, Bankman-Fried dijo que la guerra ha creado una escasez de efectivo en el mercado que ha llevado a ventas tanto en los mercados tradicionales como en los de criptomonedas. La caída del precio de BTC también se atribuye a su creciente correlación con el Nasdaq y el S&P 500, que ha alcanzado recientemente su máximo de dos años.

Correlación de bitcoin con los mercados tradicionales. Fuente: Kaiko

Bankman-Fried señaló la desestabilización de la moneda en Europa del Este, sugiriendo que los inversores de Europa del Este podrían buscar alternativas debido a la invasión de Ucrania, lo que podría hacer de BTC una opción obvia.

Bankman-Fried clasificó la mentalidad de los inversores en dos tipos: fundamental y algorítmica. Explicó que los inversores fundamentales se fijan en la situación y el sentimiento del mercado, mientras que los algorítmicos prefieren los datos.

Los fundamentos del mercado indican una oportunidad de compra, ya que BTC es una cobertura contra la crisis, mientras que atendiendo a los datos y a la correlación de BTC con el mercado de valores, los inversores algorítmicos prefieren vender.

Según esta teoría, el empuje y el tirón entre los inversores fundamentales y los algorítmicos ha llevado a un punto medio del mercado actual de Bitcoin.

El precio de bitcoin ha comenzado a mostrar signos de recuperación al subir por encima de los USD 35,663 desde un mínimo diario de USD 34,459.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.