image

El Banco de la Reserva Federal de Boston, o Fed de Boston, ha elegido a la economista Susan M. Collins, rectora de la Universidad de Michigan, como nueva presidenta y directora general.

El puesto quedó vacante en septiembre de 2021, cuando el entonces presidente Eric Rosengren aceleró su jubilación en medio de la controversia en torno a sus operaciones con valores mientras estaba en el cargo. Collins, de origen jamaicano, se convertirá en la primera mujer negra en la historia de la Fed en dirigir un Banco de la Reserva Federal. Asumirá el cargo el próximo 1 de julio.

La Fed de Boston es una de las 12 sedes regionales de la Reserva Federal. Junto con la Junta de Gobernadores de la Fed y el Comité Federal de Mercado Abierto, o FOMC, los bancos de la Reserva Federal participan en la elaboración de la política monetaria de Estados Unidos. El presidente de la Fed de Boston es también uno de los cinco dirigentes de los bancos regionales de la Reserva que actúan como miembros con derecho a voto en el FOMC, el órgano encargado de fijar las tasas de interés.

Como informó Cointelegraph, la Reserva Federal de Boston, en colaboración con la Iniciativa de Moneda Digital del Instituto Tecnológico de Massachusetts, ha completado recientemente la primera fase del Proyecto Hamilton, una iniciativa de investigación destinada a desarrollar y probar el diseño de una hipotética moneda digital emitida por el banco central (CBDC).

Como académico, Collins estudió la economía del desarrollo, los regímenes cambiarios y los desequilibrios macroeconómicos. Durante su carrera, no ha hecho declaraciones públicas relacionadas con las CBDC o los activos digitales en general. Además, se sabe poco sobre sus opiniones de política monetaria. Según un informe de Reuters, en una entrevista de 2019, Collins se pronunció a favor de aumentar el objetivo de inflación del 2% de la Fed.