image

A pesar de que todavía no ha tomado una decisión definitiva sobre el lanzamiento del “shekel digital“, el banco central de Israel informó de que la respuesta del público al proyecto es mayoritariamente positiva.

Según Reuters, el lunes, el Banco de Israel resumió los resultados de la consulta pública sobre sus planes para una moneda digital emitida por el banco central (CBDC). Ha recibido 33 respuestas de diferentes sectores, la mitad de ellas procedentes del extranjero y 17 de la comunidad fintech nacional. Aunque precisó que la decisión final sobre el destino del proyecto aún no se ha tomado, afirmó:

“Todas las respuestas a la consulta pública indican apoyo para la investigación continua sobre las diversas implicaciones en el mercado de pagos, la estabilidad financiera y monetaria, los problemas legales y tecnológicos, y más”.

Si bien, según los informes, el público cree que el shekel digital alentaría la competencia en el mercado de pagos, es el tema de la privacidad el que una vez más surgió como controvertido. El banco menciona que algunos comentaristas prefieren que la moneda futura sea completamente anónima, mientras que otros insisten en que la lucha contra el lavado de dinero y el mercado negro hace que el anonimato sea poco práctico. El Banco de Israel tiene como objetivo continuar la investigación y un “diálogo fructífero con todas las partes interesadas en todas las etapas de investigación y desarrollo”.

Hablando con Cointelegraph sobre las actitudes hacia el shekel digital entre la criptocomunidad nacional, Elad Mor, jefe de la firma internacional de relaciones públicas de blockchain MarketAcross, con sede en Israel, dijo:

“Parece que la mayoría de los partidarios de CBDC de shekel digital están pintando el tema como una narrativa de adopción a grandes rasgos. En otras palabras, cualquier adopción de criptomonedas sigue siendo adopción, incluso si no se adhiere a los valores fundamentales de las criptomonedas, como la descentralización y el antiinstitucionalismo”.

Mor señaló que no todos en el sector financiero digital de Israel compartían la misma visión. Sin embargo, él mismo cree que “llevar las criptomonedas a las masas tiene que comenzar con la participación institucional y gubernamental hasta cierto punto”.

El banco central consideró por primera vez el proyecto CBDC a fines de 2017. Un año después, el equipo de investigación recomendó detener el proyecto en un futuro cercano, pero en mayo de 2021, el Banco de Israel revivió la idea. En noviembre de 2021, dijo que aceleraría la investigación. En marzo de 2022, el Banco de Israel confirmó que no veía una amenaza de “erosión” para el sistema bancario nacional proveniente del posible lanzamiento del shekel digital.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.