image

El Banco Central de Irlanda ha declarado que es poco probable que apruebe fondos de inversión para inversores minoristas en criptomonedas porque carecen de los conocimientos necesarios para navegar por esta clase de activos de alto riesgo.

El informe de febrero de 2022 Securities Markets Risk Outlook Report: A Changing Landscape describe los criptoactivos como una nueva oferta de productos en los mercados de valores que es compleja y una “amenaza potencial para la protección de los inversores”.

Aunque el banco recibió muchas consultas el año pasado sobre los fondos de inversión alternativos (FIA) en relación con las criptomonedas, ahora no se espera que apruebe un FIA en criptomonedas para los inversores minoristas. El banco considera que tales inversiones “pueden ser adecuadas para los inversores mayoristas o profesionales”, pero que son demasiado complicadas para los pequeños:

“Es muy poco probable que el Banco Central apruebe un OICVM o un FIA para inversores minoristas que proponga alguna exposición a los criptoactivos, teniendo en cuenta los riesgos específicos vinculados a los criptoactivos y la posibilidad de que la evaluación adecuada del riesgo pueda ser difícil para un inversor minorista sin un alto grado de experiencia.”

Un OICVM es un Organismo de Inversión Colectiva de Valores Mobiliarios que se utiliza en la Unión Europea (UE) como marco regulador para la gestión de determinadas inversiones para su venta en toda la UE.

La directora de supervisión de valores y mercados de Irlanda, Patricia Dunne, dio algunas explicaciones sobre el pensamiento del banco a Bloomberg el 8 de febrero, diciendo que hay “demasiadas preguntas sin respuesta en torno a cosas como la custodia, el lavado de dinero, e incluso solo la volatilidad y la liquidez” en relación con la inversión minorista en criptomonedas.

Las actitudes reguladoras hacia las criptomonedas en el cercano Reino Unido no son mucho más favorables, ya que la Agencia Tributaria de Su Majestad (HMRC) estableció recientemente nuevas y estrictas directrices para la tributación del espacio DeFi. En este país, los rendimientos de las criptomonedas obtenidos a través del staking se consideran bienes y, por tanto, están sujetos al impuesto sobre las ganancias de capital.

Ayer, el gobierno ruso acordó un plan de regulación que les permitirá a los residentes comerciar con criptomonedas. Las criptomonedas se tratarán como un “análogo de las monedas” en lugar de una moneda en sí, y cualquier transacción con un valor superior a unos USD 8,000 deberá ser declarada.

Sigue leyendo: