image

La Autoridad de Conducta Financiera (FCA), la principal autoridad financiera del Reino Unido, ha expresado su preocupación por la reciente asociación de Binance con Paysafe, un procesador de pagos minorista.

El organismo de control financiero del Reino Unido dijo que la última asociación de Binance le da acceso a la extensa red de pagos minoristas a través de Faster Payment Services, un servicio crítico que se suspendió para el exchange de criptomonedas debido a preocupaciones regulatorias. La FCA ordenó a Binance que detuviera todos sus servicios en junio. Bancos prominentes como Barclays han retirado su apoyo al exchange, lo que ha resultado en la suspensión de los servicios bancarios.

Binance logró volver a facilitar a sus consumidores los depósitos en libras esterlinas y reabrió las transferencias del Área Única de Pagos en Euros el 26 de enero después de su asociación con Paysafe. Esto se ha convertido en motivo de preocupación para el organismo de control financiero, que ha considerado al exchange como un “riesgo significativo”. Sin embargo, el regulador financiero también señaló que tiene poco que decir en este tipo de asociaciones, informó el Financial Times.

“Paysafe está al tanto de nuestras preocupaciones y está sujeto a una estrecha supervisión constante de acuerdo con nuestro enfoque para empresas de su tamaño. No podemos comentar más”, señaló FCA.

El exchange de criptomonedas ha sostenido que ha estado trabajando con las advertencias posteriores de la FCA para convertirse en un exchange compatible en el país. Binance y Paysafe no respondieron a las solicitudes de comentarios de Cointelegraph al cierre de esta edición.

El problema regulatorio de Binance en 2021 comenzó en el Reino Unido, donde los reguladores emitieron múltiples advertencias de cumplimiento contra el exchange de criptomonedas seguidas de una orden de cerrar las operaciones. Esto fue seguido por advertencias regulatorias similares de Hong Kong, Tailandia, las Islas Caimán, Japón y otros. El gigante de los exchanges de criptomonedas logró reparar su relación en varias naciones asiáticas a finales de año.

Los marcos regulatorios de criptomonedas en el Reino Unido aún no se han finalizado, pero el comercio cripto no está prohibido. Sin embargo, la falta de un marco claro hace que las criptoempresas confíen en las pautas de los reguladores, que cambian de vez en cuando. La discusión regulatoria actual en el Reino Unido gira en torno a los préstamos y staking de las finanzas descentralizadas. Sin embargo, los legisladores del país están divididos; algunos quieren hacer del Reino Unido un centro cripto, mientras que otros continúan argumentando en contra de ello.

Sigue leyendo: