image

La dramática historia de la caída de Terra (LUNA) -a la que algunos se refieren como el Lehman Brothers del espacio cripto- ha dado otro giro importante, puesto que documentos legales revelan la liquidación de dos oficinas surcoreanas y la disolución de la corporación Terraform Labs Korea en los días previos al desplome del precio de los tokens nativos de la red Terra.

La información obtenida de la Oficina de Registro del Tribunal Supremo del país, de la que informó inicialmente el medio surcoreano Digital Today, destaca que Do Kwon logró instigar la liquidación de dos filiales y de toda una empresa.

Tanto la sede de Busan como la de Seúl fueron acordadas para ser disueltas durante una junta general de accionistas el 30 de abril, y su desaparición se llevó a cabo el 4 y el 6 de mayo, respectivamente.

El momento de estas decisiones ha levantado sospechas dentro de la comunidad de criptomonedas debido a su potencial correlación con los eventos de la aniquilación financiera de Terra (LUNA) y la stablecoin UST en las primeras horas del 10 de mayo.

Actualmente, Terra está tramitando un plan de reactivación basado en la segunda modificación de la propuesta de gobernanza 1623. De ser aprobada, promulgará tres revisiones del sistema actual: aumentar la liquidez génesis del 15% al 30% para “mitigar futuras presiones inflacionistas”, implementar un novedoso perfil de liquidez para los titulares de LUNA previos al ataque y disminuir los fondos a los poseedores de UST posteriores al ataque.

En el documento de propuesta, Kwon escribió que “el fracaso de la paridad de UST es el momento de la DAO de Terra, es una oportunidad para resurgir de las cenizas”, con un lanzamiento de la nueva red Terra programado para el 27 de mayo.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.