image

La Autoridad Reguladora de Activos Virtuales de Dubai, o VARA, ha comprado un terreno en el mundo de realidad virtual The Sandbox como parte de sus planes para establecer una sede en el metaverso.

En un anuncio publicado el martes por la agencia de noticias emiratí WAM, VARA dijo que la entrada en el metaverso tenía como objetivo facilitar el “compromiso de colaboración” entre los proveedores de servicios de activos virtuales, las autoridades reguladoras internacionales y los líderes del sector. Además, el regulador de Dubai dijo que el establecimiento de su oficina “MetaHQ” podría ayudar a llegar a los “licenciatarios más jóvenes” que entran en el mundo virtual.

“Al ampliar los recursos de VARA a una audiencia sin fronteras a través del metaverso, Dubái está creando un prototipo de Modelo de Regulador Descentralizado, invitando a los líderes internacionales del pensamiento -autoridades globales, custodios de gobernanza y formadores de la industria- a participar, intercambiar conocimientos y resolver problemas colectivamente para que permitamos que el dinámico sector de los activos virtuales construya resiliencia económica, acelere la inclusión social y aborde la sostenibilidad medioambiental”, dijo el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, primer ministro y gobernante de los Emiratos Árabes Unidos.

Helal Saeed Almarri, director general de la Autoridad del World Trade Centre de Dubai, añadió:

“La adquisición por parte de VARA de tierras en The Sandbox es un símbolo de nuestra creencia en este sector, y nos corresponde a nosotros, como gobierno, ser el puente que permita a los inversores y a los consumidores adoptar de forma segura, y escalar la economía en colaboración. Además de producir un beneficio económico directo y una aceleración del PIB para Dubai, VARA considera que este es el primer paso hacia el aprendizaje compartido y el desarrollo de la experiencia a través de los reguladores globales, de modo que la comunidad internacional pueda beneficiarse de una economía virtual a la que se le ha permitido escalar de forma segura y sostenible”.

El movimiento hacia el metaverso se produjo menos de dos meses después de que el jeque Al Maktoum estableciera la VARA y anunciara una ley que creaba un marco legal para las criptomonedas en el Emirato de Dubai. La ley de Criptomonedas exigirá a los residentes de Dubai que se registren ante el organismo regulador antes de realizar actividades relacionadas con la criptomonedas. Las sanciones por infracciones pueden incluir multas o la suspensión o cancelación de los permisos comerciales.

Aunque muchas empresas anunciaron que abrirían oficinas en el metaverso tras el cambio de nombre de Facebook a Meta en octubre de 2021, VARA es uno de los primeros reguladores en hacerlo. El martes, la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos dijo que ampliaría su división encargada de la aplicación legal sobre las criptomonedas con 20 personas en un esfuerzo por estar “mejor equipada para vigilar las infracciones en los mercados de criptomonedas”, pero no ha señalado un movimiento similar en el metaverso.

Como emirato dentro de los EAU, Dubái tiene en gran medida sus propias leyes y regulaciones, operando varias “zonas libres” donde la gente puede constituir empresas y solicitar licencias comerciales. Por ejemplo, la Autoridad de Servicios Financieros de Dubái actuó como regulador financiero del Centro Financiero Internacional de Dubái e introdujo su propio marco sobre criptomonedas. El CEO de Binance, Changpeng Zhao, también compró un apartamento en la ciudad en octubre de 2021.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.