https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvODM4NDhkMTgtMTQ2Mi00MDRiLWFiOTAtOGUwMWVkZTY0Y2JjLmpwZw==.jpg
image

Según se informa, el gobierno de Corea del Sur ha pospuesto dos años el impuesto del 20% sobre las criptoganancias. El controvertido impuesto del 20% sobre las criptoganancias debía entrar en vigor el 1 de enero de 2023, pero ahora se ha aplazado hasta 2025.

Los funcionarios del gobierno anunciaron sus nuevos planes de reforma fiscal el 21 de julio, aplazando la política de impuestos sobre las criptomonedas hasta 2025, citando las condiciones de estancamiento del mercado y el tiempo necesario para la preparación de las medidas de protección de los inversores. Los planes iniciales de imponer un impuesto adicional del 20% sobre las ganancias de criptomonedas que superen los 2.5 millones de wones (USD 1,900) en un período de un año se mantienen sin cambios.

[embedded content]

El polémico impuesto del 20% sobre las criptomonedas se ha retrasado por segunda vez desde que se anunció inicialmente en enero de 2021. En un principio, el impuesto debía introducirse en enero de 2022, pero los legisladores del país lo aplazaron hasta 2023, y ahora se ha retrasado dos años más.

Kim Young-jin, presidente del Subcomité de Impuestos, uno de los legisladores que se han opuesto a la política de criptoimpuestos, ha pedido que se formule primero una sólida regulación de las criptomonedas. Con un presidente recién elegido a favor de las criptomonedas en el país, Corea espera regular primero el mercado de las criptomonedas y luego aplicar las normas fiscales.

La imposición de las criptomonedas ha sido una de las principales prioridades del gobierno, ya que el mercado de las criptomonedas ha alcanzado nuevos máximos en los últimos años. Al igual que la propuesta de impuesto del 20% de Corea del Sur, Tailandia propuso un impuesto similar del 15% sobre las ganancias de las criptomonedas; sin embargo, recibió una fuerte reacción del comercio minorista, y el gobierno tuvo que desechar finalmente la política fiscal.

La India impuso un impuesto del 30% sobre las criptomonedas a partir del 1 de abril; sin embargo, la fuerte imposición ha causado estragos en los exchanges de criptomonedas en el país, ya que los volúmenes de comercio se desplomaron más del 90% en las semanas siguientes a la introducción de las nuevas leyes fiscales.

Un informe filtrado en mayo de este año sugería que el recién elegido presidente está trabajando para introducir la Ley Básica de Activos Digitales (DABA) a principios del próximo año. La normativa se centraría en los NFT y las ICO, ampliando la infraestructura y apoyando la investigación de las CBDC.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.