La red Solana no está teniendo un buen año, ya que ha sufrido cortes totales o parciales al menos siete veces en los últimos 12 meses.

Un fallo ha vuelto a dejar fuera de servicio la blockchain de Solana, ya que la producción de bloques se detuvo a las 16:55 UTC del 1 de junio. Esta última caída duró unas cuatro horas y media, ya que los operadores validadores consiguieron reiniciar la red principal hacia las 21:00 UTC, según el informe del incidente.

El cofundador de Solana Labs, Anatoly Yakovenko, explicó lo sucedido en un tuit:

“La instrucción de nonce duradero hizo que parte de la red considerara que el bloque no es válido, no se pudo formar un consenso”.

‘Durable transaction nonce’ se refiere a un mecanismo que aborda la típica corta vida de un hash de bloque de transacción, según la documentación oficial de Solana. Un error en esta función hacía que los nodos generaran salidas diferentes, lo que provocaba un fallo en el consenso, que en última instancia causó el último periodo de inactividad.

La red se reinició con esta característica desactivada, y Yakovenko añadió que las correcciones para el fallo “saldrán lo antes posible”.

Naturalmente, hubo una buena cantidad de reacciones de la comunidad con comentarios como este que llenan su feed:

“Que se ponga las pilas Solana. Ya deberíamos haber superado esto. Soy un gran creyente pero a estas alturas ya estoy dudando”.

El operador de criptomonedas de CNBC y CEO de Onchain Capital, Ran Neuner, simplemente bromeó:

Los precios de SOL han recibido un golpe masivo hundiéndose casi un 14% en las últimas 12 horas aproximadamente en una caída por debajo de los USD 40, según CoinGecko. El token nativo de la red se ha desplomado un 85% desde su máximo histórico de noviembre de 2021, de USD 260, y está a punto de salir del top ten por capitalización de mercado.

image
SOL/USD 24 horas – coingecko.com

Solana, que a menudo ha sido apodado como “asesino de Ethereum”, ha estado total o parcialmente fuera de línea al menos siete veces desde septiembre de 2021, cuando sufrió caídas relacionadas con ataques de denegación de servicio dos veces en el mismo mes, según el rastreador de tiempo de actividad de la red.

La cadena de bloques estuvo plagada de problemas en enero, cuando sufrió caída del servicio y un rendimiento degradado durante nueve días de los 31 del mes. La segunda caída de enero se debió a la duplicación de transacciones. A finales de abril y principios de mayo, Solana volvió a estar fuera de servicio durante casi 8 horas debido a que los bots de acuñación de NFT saturaron la red.

Además, el reloj de la cadena de bloques de Solana es lento y se retrasa 30 minutos con respecto al tiempo del mundo real. La página de estado señala que “el tiempo de la cadena sigue corriendo detrás del de los relojes de pared, debido a tiempos de bloque más largos de lo normal”.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.