https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDYvODYwZGMyY2UtY2ZhNi00MDUwLTg5NTYtOWJlMjEzOTk4MWZkLmpwZw==.jpg

Cuando el mercado cae más rápido que un árbol en el bosque, las frases “aléjate” y “baja tu preferencia temporal” echan raíces.

“Alejarse” se refiere a tomar un descanso de los omnipresentes gráficos de precios que salen en las noticias e hilos de Twitter. Considera la posibilidad de observar el precio de Bitcoin (BTC) durante los últimos cinco años, en lugar de los últimos 6, 12 o 18 meses.

image
Holdear Bitcoin ha sido mejor decisión que mantener inversiones en acciones en los últimos 5 años.

Pero, ¿qué significa realmente “bajar la preferencia temporal”, un lenguaje popular entre los Bitcoiners? Atribuido comúnmente a Saifedean Ammous, el autor polarizado que escribió The Bitcoin Standard, reducir la preferencia temporal se traduce en pensar a largo plazo y valorar el futuro por encima del presente.

En contraste con un estándar fiat, donde el dinero pierde valor debido a la inflación; un sistema en el que las ganancias rápidas, la satisfacción inmediata y la gratificación instantánea hacen que la medicina baje, un estándar Bitcoin promueve la gratificación retrasada. La teoría es que en un estándar Bitcoin, el valor del dinero ahorrado en BTC sube con el tiempo para ser disfrutado más adelante.

Esta lección es difícil de digerir, particularmente durante un invierno cripto, pero es algo vital para entender a Bitcoin. Al menos, eso es lo que cree Fangorn, un apasionado Bitcoiner convertido en plantador de árboles. Desarrollador de software y licenciado en historia con formación en biología, se topó con Bitcoin en un sitio de Hacker News en el verano de 2017 (cuando BTC valía alrededor de USD 3,000).

Algo se le ocurrió durante 2017 y 2018, pero se necesitó la caída del mercado por el Covid-19 en 2020 para que Fangorn realmente llegara al centro del asunto. Leyó más ampliamente, comprometiéndose con las obras del popular autor de Bitcoin, Gigi, que escribió 21 lessons, así como un artículo llamado Bitcoin is Time. En este punto, se le encendió la bombilla:

“Mierda, Bitcoin es mucho más que oro digital. Es una ingeniería profundamente avanzada para la civilización”.

Su apetito por entender el dinero sólido creció y no ha vuelto a ser el mismo desde entonces. Compartió que “lo único en lo que hay que centrarse es en Bitcoin; lo demás es un montón de palabrería”.

Las secuoyas son los árboles más grandes del mundo. Fuente: Twitter

Hombre de familia amante de las actividades al aire libre y aficionado a la plantación de árboles -regala regularmente a su padre árboles de Sequoia para el Día del Padre-, las ideas de Fangorn, al igual que estos árboles gigantes, comenzaron a germinar. Conectó los puntos entre una preferencia por bajar la preferencia temporal, los árboles Sequoia y la red Bitcoin:

“Puedo mirar estos árboles cuando tenga 100 años y pensar, maldición, van a estar otros 3,000 años aquí. Y los tataranietos de mis nietos pensarán ‘¡Gracias, tatarabuelo por plantar este árbol hace miles de años!”

Al igual que muchos Bitcoiners, Fangorn tiene fe en que la red Bitcoin proveerá a la civilización de un dinero sólido durante años. Además, Bitcoin y las secuoyas son bastante similares, llevan “mucho trabajo, resisten el paso del tiempo y levantan el espíritu humano”.

“Aquí está esta cosa que nos permite lanzar nuestras mentes hacia adelante durante miles de años, planificar a largo plazo, y volver a conectar con ese aspecto central de la civilización, que es bajar la preferencia temporal y planificar a futuro”.

De hecho, aunque Bitcoin es una herramienta famosa por sus propiedades de “subir en valor”, también es una herramienta que permite asegurar una perspectiva a largo plazo.

Comparte que “plantar árboles es una forma súper fácil y súper rentable de explicar” lo que es una preferencia de bajo tiempo. El árbol es una representación visual de una preferencia de bajo tiempo; las raíces son la red. Además, plantar árboles va en contra del FUD medioambiental al que suele someterse Bitcoin.

Fangorn anima a los Bitcoiners y a los no-coiners a plantar árboles para visualizar una preferencia de bajo tiempo. Envió semillas a André Loja, el hombre que está detrás de la estrategia Bitcoin de la isla de Madeira; distribuyó semillas en la conferencia Bitcoin Miami 2022, así como en encuentros en Winsconsin, donde reside.

image
Las semillas de secuoya recibidas por Andre Loja en Madeira. Fuente: Andre Loja

Bromea diciendo que cuando Hal Finney (la primera persona que recibió una transacción de Bitcoin) despierte de su congelación criogénica, “en 3,000 años, quiero que haya 21 millones de árboles ya adultos y de 30 pies de diámetro, árboles que fueron plantados en las primeras épocas”.

Bitcoin entrará en su cuarta época en algún momento de 2024 y su última época –cuando se mine el último Bitcoin– en el año 2140. Para ese entonces, las semillas de secuoya que Fangorn y otros Bitcoiners plantan ahora todavía se considerarán árboles jóvenes: alcanzarán la plena madurez después de 500 años.

Para Fangorn, cada Bitcoin minado hoy debería seguir existiendo, tal vez incluso utilizado para pagar bienes y servicios por sus tataranietos.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.