¿CÓMO OPERA UN DAY TRADER?

Realizar operaciones en el muy corto plazo implica un elevado riesgo y una considerable dificultad para conseguir rentabilidad económica. Por ello, los day trader deben establecer una rutina muy específica para marcar los objetivos del día y los límites que se impondrán a la hora de realizar las inversiones.

  1. Preparación previa a la apertura del mercado. Los mercados europeos inician su actividad a las 9:00, por lo que un day trader debe estar preparado mentalmente para la carga de trabajo que va a soportar a partir de esa hora. Ya que su actividad se basa en rápidas entradas y salidas en el mercado, tiene que estar en plenas condiciones para que su estado físico o anímico no pueda influir en los beneficios obtenidos.
  2. Analizar los cierres de los mercados asiáticos para reconocer las posibles consecuencias que puedan tener en los mercados europeos.
  3. Estudiar los gráficos de precios del día anterior y establecer un stop de pérdidas máximo basándonos en ello.
  4. Revisar la prensa económica para encontrar noticias que puedan afectar a los activos en los que piensa invertir, sobre todo buscando variaciones en los tipos de interés. Esto se debe hacer de manera precisa ya que puede llevar a confusiones y resultar en una pérdida de dinero a la hora de comprar o vender.
  5. Definir nuestra estrategia de inversión con base en un análisis sobre los activos, bonos, divisas, etc. Es fundamental ser consciente del riesgo que conlleva cada operación planeada, ser capaz de controlar el apalancamiento y no realizar compras o ventas por simples presentimientos o coincidencias, ya que el objetivo debe ser mantener un ratio beneficio-riesgo favorable.

Una vez haya establecido su estrategia y analizado todos los factores que puedan condicionar sus operaciones, los day trader deben prestar especial atención a la apertura del mercado americano, la cual se produce a las 15:30 hora española. Al ser el mercado más grande y potente del mundo, sus noticias y movimientos afectan prácticamente a todos los mercados del mundo, por lo que nunca se debe dejar de lado el análisis de la bolsa americana.