https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvZDQ3ODNhNjYtM2FjZi00ZTlhLThiNDYtNjY2NzUyMDdiYzhjLmpwZw==.jpg

El gráfico de precios de Bitcoin (BTC) de los últimos dos meses no refleja más que una perspectiva bajista y no es ningún secreto que la criptomoneda ha hecho constantemente mínimos más bajos desde que alcanzó los USD 48,000 a finales de marzo.

image
Precio de Bitcoin en USD. Fuente: TradingView

Curiosamente, la diferencia en los niveles de soporte se ha ido ampliando a medida que la corrección sigue mermando la confianza de los inversores y el apetito por el riesgo. Por ejemplo, el último nivel de referencia de USD 19,000 está a casi USD 10,000 del soporte anterior. Por tanto, si el mismo movimiento está destinado a suceder, el siguiente nivel de precios lógico sería el de USD 8,000.

Los traders temen la regulación y el contagio

El 11 de julio, el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB), un regulador financiero mundial que incluye a todos los países del G20, anunció que se espera un marco de recomendaciones para el sector de las criptomonedas en octubre. El FSB añadió que los reguladores internacionales deben supervisar los mercados de criptomonedas de acuerdo con el principio de “misma actividad, mismo riesgo, misma regulación”.

En un discurso escrito el 12 de julio, Jon Cunliffe, vicegobernador para la estabilidad financiera del Banco de Inglaterra, dijo que las criptomonedas prácticamente están acabadas y que ya no deberían ser motivo de preocupación. Cunliffe añadió: “la innovación tiene que producirse dentro de un marco en el que se gestionen los riesgos”.

Hasta la fecha, los inversores todavía no han calculado las pérdidas totales de los depósitos en los prestamistas de criptomonedas Celsius y Voyager Digital, y ambas empresas siguen buscando un plan de recuperación o la quiebra. Según Voyager, la firma todavía tiene USD 650 millones en “reclamaciones contra Three Arrows Capital”, por lo que las cifras exactas de los activos de los clientes siguen siendo desconocidas.

El flujo de noticias negativo se refleja en la prima de los contratos de futuros de Bitcoin de la CME. Este dato mide la diferencia entre los contratos de futuros a largo plazo y los precios al contado actuales en los mercados regulares.

Cuando este indicador se desvanece o se vuelve negativo, es una señal de alarma. Esta situación también se conoce como backwardation e indica que el sentimiento bajista está presente.

image
Prima del contrato a plazo de BTC en CME a 1 mes frente a Coinbase/USD. Fuente: TradingView

Estos contratos a mes fijo suelen negociarse con una ligera prima, lo que indica que los vendedores solicitan más dinero para retener la liquidación durante más tiempo. Como resultado, los futuros deberían negociarse con una prima de entre el 0.25% y el 0.75% en mercados saludables, una situación conocida como contango.

Obsérvese cómo el indicador se ha mantenido por debajo del rango “neutral” desde principios de abril, ya que el Bitcoin no ha conseguido mantener niveles por encima de los USD 45,000. Los datos muestran que los traders institucionales no están dispuestos a abrir posiciones largas de apalancamiento, aunque todavía no es una estructura bajista.

Los temores macroeconómicos impiden a los inversores operar con criptomonedas

Los datos proporcionados por el exchange destacan el posicionamiento neto de los traders de largo a corto. Al analizar la posición de cada cliente en los contratos al contado, perpetuos y de futuros, se puede entender mejor si los traders profesionales se inclinan por los alcistas o por los bajistas.

De vez en cuando hay discrepancias en las metodologías entre los distintos exchanges, por lo que los espectadores deben vigilar los cambios en lugar de las cifras absolutas.

image
Ratio de largo a corto de Bitcoin de los principales traders de exchanges. Fuente: Coinglass

A pesar de la corrección del 11% del Bitcoin entre el 9 y el 12 de julio, los principales traders han aumentado sus apalancamientos. La relación entre contratos largos y cortos en Binance se mantuvo relativamente plana en 1.13, mientras que los principales traders en Huobi comenzaron en 0.95 y terminaron el período en 0.93. Sin embargo, este impacto fue más que compensado por los traders de OKX que aumentaron sus apuestas alcistas de 1.09 a 1.32.

La falta de una prima en el contrato de futuros de CME no es preocupante porque bitcoin está luchando con la resistencia de los USD 20,000. Además, los principales traders del exchanges de derivados han aumentado sus posiciones largas a pesar de la caída del precio del 11% en tres días.

Es improbable que la presión reguladora ceda a corto plazo y, al mismo tiempo, no hay mucho que la Reserva Federal pueda hacer para suprimir la inflación sin desencadenar algún tipo de crisis económica. Por esta razón, los traders profesionales no se apresuran a comprar la caída porque la correlación de Bitcoin con los activos tradicionales sigue siendo alta.

Los puntos de vista y las opiniones expresadas aquí son únicamente las del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Cointelegraph. Toda inversión y operación implica un riesgo. Debes realizar tu propia investigación a la hora de tomar una decisión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.