image

Argentina ya puso un pie en el mundo de los NFT artísticos con el lanzamiento de la plataforma Enigma Art, un marketplace masivo especializado en criptoarte. En la tienda digital se pueden encontrar piezas de artistas como Nicola Costantino, quien creó varios jardines musicales que, juntos, forman una sinfonía, o el fotógrafo Marcos López, quien dio vida a su propio metaverso llamado “Lópezverso”. La plataforma apuesta a la nueva moda de vender tokens no fungibles que representan piezas digitales de arte con una inversión de un millón de dólares y nombres destacados del ambiente local como Soda Stereo, Babasónicos, Nicki Nicole, Bizarrap, Los Fabulosos Cadillacs y Marta Minujín, entre otros.

Durante su lanzamiento, la plataforma apostó a piezas originales de los artistas Babasónicos y Bizarrap, específicamente, a la venta de trading cards especiales, pero también de canciones en versión inédita de serie limitada, con valor de mercado en el ecosistema cripto y en la economía real. La idea de la compañía es ampliar su oferta con canciones inéditas, objetos personales, fotos, diseños y arte digital, así como experiencias presenciales exclusivas y eventos sorpresa junto con los artistas.

La plataforma opera exclusivamente con tokens ERC-721 de la red Ethereum. La plataforma, además, afirma ser un marketplace “curado” por lo que no cualquiera puede mintear sus obras. Sin embargo, una vez que los usuarios adquieren los NFT, estos son vendibles en la plataforma a un precio diferente del de compra. Adicionalmente la empresa ofrece un sistema de regalías para los artistas: cuando un artista crea un NFT, este puede decidir sobre el porcentaje de regalías que recibe de cada transacción secundaria que se realiza con el NFT. Esto permite que los artistas sigan recibiendo una parte de los ingresos por las transacciones secundarias de su NFT.

La forma de venta es a través de precio fijo o subasta directa con o sin precio de base y por tiempo determinado. El precio de cada NFT será determinado instantáneamente por la demanda del mismo. Además, cada obra tendrá un precio de venta directa, por lo que el comprador puede adquirir el NFT por el precio fijo definido por el vendedor. Adicionalmente se puede subastar a un precio mínimo de reserva y, una vez que se realiza la primera oferta, comienza una cuenta regresiva en la subasta de 24 horas. Si se realiza una oferta dentro de los últimos 15 minutos, la subasta se extiende por otros 15 minutos. Cuando se gana una subasta y se reclama el NFT, el elemento coleccionable se transfiere a la billetera del comprador y aparece en su perfil de coleccionista dentro de la plataforma. También puede mostrarse en su galería virtual, compartirlo en las redes sociales o venderlo posteriormente en un mercado secundario, explican desde la plataforma.