https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDgvZjNiNDlhMjQtY2E3NC00NjQ0LTg1NGQtMGI0YWRlODY5NjE4LmpwZw==.jpg
image

Coinbase se enfrenta ahora a un mayor escrutinio por parte de los reguladores, pues la empresa se ha convertido en el objetivo de múltiples demandas. El exchange de criptomonedas con sede en San Francisco, que actualmente está siendo investigado por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos, se enfrenta ahora a dos demandas legales adicionales de dos bufetes de abogados.

El jueves, el bufete de abogados Bragar Eagel & Squire, con sede en Nueva York, reveló que demandaría a Coinbase por hacer afirmaciones engañosas sobre sus prácticas comerciales. Pomerantz LLP también ha presentado una demanda contra el exchange, alegando que tiene derecho a una compensación por las pérdidas sufridas como resultado de las violaciones de las leyes federales de valores por parte del demandado. Esta demanda se presentó para compensar a los demandantes.

En ambas demandas, los demandantes afirman que Coinbase hizo representaciones fraudulentas y engañosas en relación con el negocio, las operaciones y los esfuerzos de cumplimiento de la compañía entre el 14 de abril de 2021 y el 26 de julio de 2022. Según las demandas, Coinbase omitió revelar que la criptodivisa de los clientes se mantenía en custodia en Coinbase, lo que la convertía en parte de un patrimonio de bancarrota sujeto a procedimientos de quiebra en los que los clientes serían tratados como acreedores generales no garantizados de la empresa.

Además, Coinbase se negó a revelar que permitía a los ciudadanos estadounidenses comerciar con activos digitales que, a pesar de su conocimiento y complacencia, requerían el registro de la SEC como valores. Por lo tanto, las demandas afirman que las declaraciones públicas de Coinbase siempre fueron, en gran medida, falsas y engañosas como resultado de las acciones anteriores.

Coinbase se ha visto envuelta en varios casos judiciales y situaciones controvertidas en el pasado. Las dos nuevas demandas llegan en el momento en que Coinbase está siendo investigada por la SEC por la presunta comercialización de valores no registrados. Ishan Wahi, un ex gerente de producto global de Coinbase, está siendo acusado de tráfico de información privilegiada en una demanda separada. Sin embargo, a principios de este mes, Wahi se declaró no culpable de dos cargos de conspiración de fraude electrónico en un tribunal federal de Manhattan.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.