image

Anticipándose al esperado cambio de Ethereum a proof-of-stake (PoS), la empresa de ciberseguridad Cloudflare está preparada para lanzar y realizar staking completo de nodos validadores de Ethereum durante los próximos meses.

Su objetivo es estudiar la eficiencia energética, la gestión de la consistencia y la velocidad de la red PoS como parte de su compromiso con la sostenibilidad medioambiental y para ayudar a “construir una Internet mejor”.

Cloudflare se fundó en 2010 y ofrece servicios de seguridad web como la mitigación de la denegación de servicio distribuida (DDoS) para proteger a los clientes de los ataques DDoS.

Cloudflare dijo que estaba experimentando con la “próxima generación de redes Web3 que están adoptando proof of stake”, siendo Ethereum el primero en la línea para la compañía.

En este momento, parece que la fusión y la transición a un mecanismo de consenso PoS está programada para entrar en funcionamiento en el tercer trimestre o a principios del cuarto del presente año —salvo que se produzcan nuevos retrasos— y Cloudflare señala que esto dará lugar a “importantes mejoras de eficiencia energética” para la red.

Según una publicación del lunes en su blog, la empresa lanzará y realizará staking de los nodos validadores de Ethereum —se necesitan 32 Ether (ETH) por nodo— en los próximos meses. No especificó cuántos nodos, ni ninguna fecha de inicio específica:

“Cloudflare va a participar en la investigación y el desarrollo de la infraestructura central que ayuda a mantener Ethereum seguro, rápido, así como eficiente energéticamente para todos”.

“Estos nodos servirán como campo de pruebas para la investigación sobre la eficiencia energética, la gestión de la consistencia y la velocidad de la red”, añade la entrada del blog.

La empresa dijo que las pruebas se relacionan con su compromiso con el medio ambiente y ayudar a allanar un camino “que equilibra la clara necesidad de reducir drásticamente el consumo de energía de las tecnologías Web3 y la capacidad de escalar las redes Web3 en órdenes de magnitud”.

Cloudflare señaló que las próximas actualizaciones de Ethereum reducirán significativamente su consumo de energía a medida que se aleja del “desafiante” modelo de prueba de trabajo (PoW), para el medio ambiente, que ha estado a la vanguardia de la adopción de Web3, pero “no escala bien con las tasas de uso que vemos hoy en día”.

“La energía requerida para operar un nodo validador de Proof of Stake es magnitudes menores que un minero de Proof of Work. Los primeros cálculos de la Ethereum Foundation estiman que toda la red Ethereum podría utilizar tan solo 2.6 megavatios de energía. Dicho de otro modo, Ethereum utilizará un 99.5% menos de energía tras la fusión que en la actualidad”.

Aunque la empresa no ha especificado en qué proyecto se centrará a continuación, ha adelantado que trabajará con socios de “las comunidades de criptografía, Web3 e infraestructura” en el futuro.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.