image

Los residentes de Shenzhen están preparados para recibir yuanes digitales por valor de 2.29 millones de dólares como parte de las pruebas de la Moneda Digital del Banco Central (CBDC). El gobierno chino entregará estos 15 millones de yuanes en CBDC a 130,000 residentes.

Esta CBDC podrá utilizarse en más de 5,000 tiendas sin que se requiera una compra mínima. El Banco Popular de China todavía está probando su CBDC y, como parte de las pruebas, está llevando a cabo este sorteo. Se distribuirán un total de 130,000 paquetes rojos a través de un sistema de sorteo mediante pago por Wechat.

Para que los residentes locales puedan beneficiarse del sorteo, deben registrarse previamente y, después, un sistema de lotería dará los nombres de los ganadores. Esta actividad del gobierno tiene como objetivo principal acelerar el uso de la moneda, ya que la preocupación de una supuesta nueva ola de Omicron aún está por delante de China.

Promover la aplicación de la CBDC

Según los informes, es la primera vez que el yuan digital o el CBDC en cuestión ha sido emitido por ocho bancos piloto. También se ha incluido en otros sectores, como restaurantes y supermercados, durante un periodo de tiempo determinado. Debido a un nuevo brote de Omicron registrado en Shenzhen, el Banco Popular de China supuestamente ha estado promoviendo la moneda para beneficiar a los residentes.

Además de beneficiar a los residentes, también se informa de que promoverá una mejor aplicación de la CBDC. Tras el éxito de la promoción del programa piloto del CBDC (yuan digital) en el pasado, el banco central del país, el Banco Popular de China, ha decidido a principios de este mes que desea ampliar esta operación.

Pruebas del gobierno chino con el yuan digital

Con la ampliación, pretende específicamente extender el programa de pruebas piloto a otras ciudades nacionales, entre las que se encuentran Guangzhou, en la provincia de Guangdong, en el sur de China, y los municipios de Tianjin, en el norte de China, y Chongqing, en el suroeste.

El regalo de yuanes digitales (CBDC) se ha producido antes como parte de las pruebas. No es la primera vez que el Banco Central de China regala yuanes digitales a los residentes de Shenzhen. Shenzhen ha sido una de las primeras ciudades piloto para la prueba del e-CNY (nombre de la CBDC).

En el mes de octubre de 2020, el gobierno chino entregó 10 millones de yuanes digitales a los ciudadanos de Shenzhen. En esa entrega en particular, los paquetes rojos pudieron ser utilizados en menos de 5,000 tiendas, el número fue ligeramente superior a 3,000 tiendas.

Tiendas donde se puede usar el yuan digital

Estas tiendas fueron designadas y sólo se restringieron al distrito de Luohu.

Aparte de Shenzhen, el Yuan digital se está probando actualmente en Shanghái, Suzhou, Xiong’an, Chengdu, Hainan, Changsha, Xi’an, Qingdao, Dalian, Tianjin, Chongqing, Guangzhou, Fuzhou, Xiamen y seis ciudades de la provincia de Zhejiang, que acogerá los Juegos Asiáticos de 2022 en septiembre.

Además de éstas, las pruebas se extenderán a otras ciudades mencionadas anteriormente. Según datos del Banco Central de China, el yuan digital tenía cerca de 260 millones de usuarios únicos a finales de 2021. Se calcula que se realizaron más de 87,000 millones de yuanes con la ayuda del e-CNY.

Si bien funciona de forma distinta a las Criptomonedas, aprender sobre los casos de uso del yuan digital debido a su centralización arroja algo de luz sobre las posibilidades que tienen las cripto para realizar transacciones con una adopción masiva.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.