https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDYvYjJjNWE3MzctYjZmMC00ZjRmLTg3NWEtZTVmYzJhZTdmNzY4LmpwZw==.jpg
image

El cofundador de Cardano, Charles Hoskinson, ha dicho al Congreso de EE.UU que debería elaborar una normativa para las criptomonedas, pero dejar su cumplimiento en manos de los desarrolladores de software.

Hoskinson comparó el acuerdo ideal para la regulación de las criptomonedas con la forma en que funciona la autorregulación bancaria durante una audiencia en el Congreso celebrada el jueves, diciendo a los legisladores, “no es la SEC o la CFTC la que busca hacer KYC-AML, son los bancos”:

“Es una asociación público-privada. Lo que hay que hacer es establecer esos límites, y luego lo que podemos hacer como innovadores es escribir programas que ayuden a conseguirlo”.

La Comisión de Bolsa y Valores de (SEC) de EE.UU. y la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC) son dos de los reguladores financieros que se disputan la jurisdicción del sector de las criptomonedas.

El representante Austin Scott, de Georgia, planteó que ni la SEC ni la CFTC tienen el personal necesario para supervisar las miles de criptomonedas que existen en el mercado, y dijo que “no es posible regular todas estas monedas”.

Hoskinson respondió que la capacidad de las criptomonedas para almacenar y transferir datos significa que pueden llevar a cabo gran parte de este trabajo de regulación de forma automática. También lo utilizó como justificación para permitir a la industria de las criptomonedas crear organizaciones de autorregulación (SRO) para guiar el cumplimiento normativo, como hace la industria bancaria privada.

Hoskinson sugirió que el sector podría crear un “sistema de autocertificación” que permitiera controlar automáticamente el cumplimiento hasta que se encontrara una anomalía, momento en el que una autoridad financiera lo revisaría.

Para ilustrar aún más por qué el personal no debería ser una preocupación para la regulación de las criptomonedas, Hoskinson planteó la hipótesis de que incluso cuadruplicando el tamaño del Servicio de Impuestos Internos (IRS) no sería suficiente para auditar a todos los estadounidenses.

En cambio, Hoskinson dijo a Scott que las criptomonedas pueden programarse para impedir la liquidación de transacciones hasta que se realicen las comprobaciones exigidas por la ley.

El testimonio de Hoskinson del jueves publicado a través de la página web de Input Output Hong Kong demostró que estaba dispuesto a trabajar con los reguladores federales en el desarrollo de nuevas normas, afirmando que el cumplimiento normativo y la legislación que sale de los EE.UU. “debe ser un valor guía para la industria de la cadena de bloques”:

“Sin embargo, se trata de una nueva tecnología y una clase de activos radicalmente nueva que no puede encajar fácilmente en los límites de las leyes y pruebas creadas hace casi un siglo”.

Las peticiones de Hoskinson para que se aclaren los límites en el panorama regulatorio de las criptomonedas se hacen eco de las realizadas por otras personas del sector en EE.UU. el pasado mes de diciembre. La comisionada de la SEC, Hester Peirce, culpó recientemente en parte a la falta de claridad regulatoria a la SEC por rechazar constantemente el lanzamiento de fondos cotizados en bolsa (ETF) al contado de Bitcoin en EE.UU.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.