image

El cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin, cree que las tarifas de las transacciones de la capa 2 de ETH deben estar por debajo de USD 0.05 para ser “verdaderamente aceptables”.

Buterin hizo los últimos comentarios en respuesta a una publicación en Twitter del presentador del podcast “Bankless”, Ryan Sean Adams, quien compartió una captura de pantalla de las tarifas de transacción promedio de ocho plataformas de capa 2 de Ethereum.

Los datos proceden de L2fees.info, un sitio web que compara el coste de la red de capa 1 de Ethereum en comparación con las de capa 2 construidas sobre ella.

La única capa 2 que cumple con la tarifa de transacción deseada por Buterin por debajo de USD 0.05 es la red Metis, con USD 0.02, sin embargo, un intercambio de tokens en la plataforma sigue costando USD 0.14. Las tarifas aumentan considerablemente a partir de ahí: cada transacción en Loopring cuesta USD 0.12 y hasta USD 1.98 en la red Aztec.

La capa 1 de Ethereum es relativamente asequible en la actualidad; cada transacción cuesta USD 3.26 e intercambiar tokens cuesta USD 16.31, sin embargo, eso solo dura hasta que Yuga Lab’s lance otra colección de tokens no fungibles (NFT), donde las tarifas pueden dispararse hasta los USD 14,000 por acuñación.

Adams enfatizó la importancia de la capa 2 para mantener Ethereum asequible, señalando que “esto es Ethereum y no es caro”, pero Buterin sugirió que aún no estaban en ese punto:

El objetivo de transacciones asequibles de Buterin es un objetivo que mantiene desde hace tiempo y que declaró por primera vez durante una entrevista en 2017, cuando dijo que “el dinero de internet no debería costar más de 5 céntimos por transacción.”

En enero, Buterin dijo que seguía manteniendo este objetivo “al 100%” como parte de un largo hilo de Twitter que repasaba algunas de las cosas clave que ha dicho o escrito en los últimos 10 años.

“Ese era el objetivo en 2017, y sigue siendo el objetivo ahora. Es precisamente por lo que estamos dedicando tanto tiempo a trabajar en la escalabilidad”, dijo Buterin.

Reducción de la tasa de gas a corto plazo

El proto-danksharding o EIP-4844 al que Buterin se refirió como una presión a la baja sobre las tasas en su respuesta a Adams es una actualización recientemente propuesta para Ethereum en la que varios elementos clave de danksharding -un diseño nuevo y simplificado de los diseños de danksharding anteriores- se implementarán en la red sin que se inicie ninguna actualización de sharding.

El Proto-danksharding permitirá un nuevo tipo de transacción denominada “transacción con blob” que lleva un valor extra de 125KB de datos (blob) al que no puede acceder la Ethereum Virtual Machine (EVM). La idea general es que esto ayudará a la red a escalar significativamente en el corto plazo mientras se reduce la congestión y la competencia por el uso del gas, reduciendo así las tarifas de gas.

“Dado que los validadores y los clientes todavía tienen que descargar el contenido completo de los blob, el ancho de banda de los datos en el proto-danksharding está dirigido a 1 MB por ranura en lugar de los 16 MB completos. Sin embargo, hay grandes ganancias de escalabilidad porque estos datos no compiten con el uso de gas de las transacciones de Ethereum existentes”, escribió Buterin en una entrada de su blog el mes pasado.

Aunque la hoja de ruta de Ethereum es notoriamente flexible, la actualización de las cadenas de shards está prevista para algún momento de 2023, mucho después de la fusión de la red principal con la Beacon Chain.

Las cadenas de shards proporcionan vías para almacenar datos de forma horizontal y barata en toda la red, lo que a su vez reparte la carga, reduce la congestión y aumenta la velocidad de las transacciones. Se espera que tanto Ethereum como su capa 2 se beneficien de ello de forma dramática.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.