image

El cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin, ha donado USD 4 millones en USD Coin (USDC) a la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW) para apoyar el desarrollo de una herramienta de detección de pandemias.

El capital, que equivale a unos 5.3 millones de dólares australianos, forma parte del autodenominado “esfuerzo anti-COVID” de Buterin, denominado Fondo Filantrópico Balvi, en asociación con el proyecto memecoin Shiba Inu (SHIB) y Crypto Relief.

Los fondos apoyarán el desarrollo de la herramienta EPIWATCH basada en la inteligencia de código abierto de Shiba Inu (OISNT), que utiliza la inteligencia artificial (IA) y los datos de código abierto para crear señales de alerta temprana de la pandemia.

Creada por la profesora del Instituto Kirby y jefa de investigación en bioseguridad, Raina MacIntyre, la herramienta escanea millones de datos en línea disponibles públicamente, incluidas las redes sociales y los informes de noticias, para detectar cualquier cambio que pueda sugerir un aumento de la preocupación por la salud.

Buterin destacó la importancia de compartir los datos de forma descentralizada y abierta para acelerar la detección de pandemias:

“El análisis abierto de los datos públicos es una excelente alternativa a las formas más intrusivas de vigilancia, que además suelen estar disponibles solo para los gobiernos y otros grandes oferentes, pero cerradas al público.”

“Por el contrario, un enfoque de código y acceso abiertos que les permita a los investigadores, incluidos los miembros del público, trabajar en colaboración en todo el mundo puede mejorarse y ampliarse más fácilmente para detectar nuevas pandemias dondequiera que comiencen”, añadió.

La financiación se destinará a la recién denominada Iniciativa OSINT, dirigida por el Instituto Kirby de la UNSW.

MacIntyre dijo que la idea era hacer que la herramienta fuera accesible a nivel “popular” y asegurarse de que cubriera suficientes idiomas para llegar a “pueblos y pequeñas ciudades de todo el mundo”.

“Imagina que alguien hubiera detectado el COVID-19 antes de que se extendiera por todo el mundo: esa es nuestra visión. Utilizando la IA y los datos de código abierto en tiempo real, EPIWATCH no depende de que la gente haga informes. Es un gran ecualizador y puede superar los sistemas sanitarios débiles y la censura.”

A principios de este mes, el Fondo Filantrópico Balvi anunció su primera ronda de apoyo financiero a varios proyectos y organizaciones que están construyendo tecnología de prevención de pandemias y COVID-19.

Hubo cuatro beneficiarios en total para la primera ronda de financiación, incluyendo el proyecto de desarrollo de vacunas de código abierto RADVACproject, el proyecto Upper Room UVGI que trabaja en lámparas UV que “matan los virus”, la iniciativa de filtros de aire de Active IAQ y la larga investigación de síntomas de COVID de Patient-Led.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.