https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvNGQ5YTAyOTctNTBmNC00MDliLWFmMTktODk3MWQ0YTcxZGQ5LmpwZw==.jpg

Bitcoin (BTC) encontró un nuevo foco de atención justo por debajo de los USD 20,000 el 14 de julio, a la vez que la fortaleza del dólar estadounidense marcó otro máximo de dos décadas.

image
Gráfico de velas de 1 hora del par BTC/USD (Bitstamp). Fuente: TradingView

Los movimientos del DXY ponen al yen y al euro en el punto de mira

Los datos de Cointelegraph Markets Pro y TradingView mostraron que el par BTC/USD se recuperó de los mínimos provocados por un nuevo máximo de 40 años de la inflación estadounidense según el Índice de Precios al Consumo (IPC).

Después de caer brevemente por debajo de los USD 19,000, el par subió por encima de los USD 20,000 antes de consolidarse inmediatamente por debajo de ese nivel psicológicamente significativo.

Para el recurso de análisis on-chain Material Indicators, la acción del precio de BTC era “a vida o muerte” en lo que respecta a una línea de tendencia alcista clave que se mantiene desde mediados de junio.

En el día de hoy, esa línea de tendencia se situó en torno a los USD 19,600, y el par BTC/USD lo preservaba como soporte.

Mientras tanto, las ganancias significativas parecían menos probables para los mercados de criptomonedas dado que el día fue gobernado una vez más por el dólar estadounidense.

Después de caer tras la publicación del IPC, el índice del dólar estadounidense (DXY) volvió con fuerza para registrar sus niveles más altos desde 2002, un fenómeno que había caracterizado gran parte del año.

El nuevo máximo fue de 108.64, lo que supone un aumento de más del 1% respecto a los mínimos de 24 horas.

image
Gráfico de velas de 1 hora del índice del dólar estadounidense (DXY). Fuente: TradingView

Más allá del impacto negativo a corto plazo para bitcoin y los activos de riesgo, la fortaleza del dólar también fue una mala noticia para otras monedas importantes del mundo. Especialmente el yen japonés está en el punto de mira de los comentaristas de BTC.

“El yen vuelve a sufrir hoy. El Banco de Japón está congelado, a la espera de que la Fed dé marcha atrás. Hasta entonces, seguirán destruyendo su divisa porque no tienen otra opción”, argumentaba ese día la popular cuenta de Twitter Stack Hodler.

“Lo que está ocurriendo con el Banco de Japón y el yen es un vistazo al futuro del BCE y el Euro. ¿Ahora ves por qué importa bitcoin?”

Tal y como informó Cointelegraph, algunos creen que la Fed tampoco tendrá más remedio que detener las subidas de los tipos de interés que buscan combatir la inflación hacia finales de 2022.

“En respuesta a la impresión del IPC de hoy, que mostró una inflación amplia y acelerada, los futuros de la FF a corto plazo se movieron al alza implicando un pico de FF del 3.68% para diciembre de 2022 y la @federalreserve inmediatamente después recortará los tipos de interés para llegar al 2.9% en enero de 2024″, escribió el inversor y gestor de fondos de cobertura Bill Ackman en parte de un hilo de Twitter en reacción a los datos del IPC.

“Implícitamente, el mercado espera que una Fed más agresiva nos lleve a la recesión a finales de año y luego recorte los tipos de interés en respuesta.”

Hay poca creencia en el renacimiento de las altcoins

Volviendo a las altcoins, el avance plano en las últimas 24 horas no era razón para asumir que sus precios no podrían caer más, advirtió un analista.

En las nuevas actualizaciones del día, Il Capo of Crypto predijo movimientos bajistas para al menos dos tokens en las diez principales criptomonedas por capitalización de mercado.

Ether (ETH), por ejemplo, amenazaba con volver a un precio de tres cifras.

Cardano (ADA) se enfrentó a una situación aún peor después de la caída de su soporte, que había sido probado seis veces en otras tantas semanas.

“Se rompió el soporte y ahora se está probando el nivel como resistencia. Sigue una tendencia bajista”, comentó.

Sin embargo, los datos de la firma de investigación Santiment arrojan luz sobre el potencial de un posible rebote de la altcoin, que había “caído más fuerte que la mayoría” este año.

Los puntos de vista y las opiniones expresadas aquí son únicamente las del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com. Toda inversión y movimiento comercial implica un riesgo, por lo que debe realizar su propia investigación al tomar una decisión.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.