El precio de bitcoin (BTC) comienza la semana con un lento arrastre hacia el soporte fundamental de los USD 40,000.

Después de que los alcistas tuvieran algo que celebrar la semana pasada, el entorno actual parece una nueva dosis de realidad, ya que BTC lucha contra unos mercados de valores nerviosos, un dólar estadounidense resurgente y mucho más.

El panorama es, como siempre, mixto; si bien el precio al contado puede no parecer demasiado impresionante, bajo el capó, Bitcoin es más fuerte que nunca, y los participantes de la red están redoblando sus compromisos a largo plazo.

Si a esto le añadimos la lenta disminución de los comportamientos de riesgo en los mercados de derivados, el escenario podría estar preparado para un crecimiento sostenible de los precios. ¿Sucederá esta semana?

Cointelegraph presenta cinco factores a considerar en los próximos días para el par BTC/USD.

Bitcoin prueba un nuevo soporte de la media móvil de 50 días

Tras diez días de recuperación, el precio de bitcoin se enfrenta a los niveles de resistencia ausentes del radar de los alcistas desde mediados de enero.

Después de haber superado los USD 45,500 a finales de la semana pasada, el fin de semana se produjo una situación de relativa calma, aunque el gráfico diario registró una serie de mínimos más bajos.

El cierre semanal fue el tema de interés el domingo, ya que la acción del precio se mantuvo prácticamente en un lugar idéntico al final de la semana pasada, causando decepción: el par BTC/USD estableció un cierre más bajo de poco menos de USD 42,000.

Con eso, sin embargo, viene la posibilidad de un alza a corto plazo para ahora llenar la “brecha” de futuros de CME por encima del precio al contado cerca de los USD 42,400.

El precio de bitcoin sigue sentado entre el soporte y la resistencia”, resumió el lunes el popular comentarista Matthew Hyland, añadiendo que se estaba “relajando” ante los actuales movimientos del precio.

Con los niveles de soporte y resistencia cerca, el trader y analista Rekt Capital reiteró la debilidad relativa de BTC cuando se trata de recuperar niveles de soporte en una escala macro.

Anteriormente, había identificado dos medias móviles que debían reconfirmarse como soporte para que bitcoin tuviera una oportunidad de alcanzar su máximo histórico de noviembre.

Más cerca, la media móvil de 50 días está siendo desafiada en el inicio de la nueva semana después de una semana de acción por encima, según muestran los datos de Cointelegraph Markets Pro y TradingView.

image
Gráfico de velas de 1 día del par BTC/USD (Bitstamp) con MA de 50 días. Fuente: TradingView

El DXY agrava el estado de ánimo de los activos de riesgo

El retroceso de bitcoin hacia los USD 40,000 puede no verse favorecido por el avance del dólar estadounidense.

Desde el 4 de febrero, el índice monetario del dólar estadounidense (DXY) ha repuntado, anulando una fuerte tendencia a la baja que había caracterizado la semana anterior.

Esto suele significar problemas para los activos de riesgo, y el lunes el DXY volvía a cotizar por encima de la marca de 96.

image
Gráfico de velas de 1 día del índice monetario del dólar estadounidense (DXY). Fuente: TradingView

En el caso de las acciones, ya poco inspiradas por la posibilidad de que la Reserva Federal suba los tipos en marzo, la situación geopolítica en torno a Ucrania y Rusia sigue siendo un factor que proporciona nerviosismo esta semana.

“A lo largo del siglo pasado, solo hubo cuatro años en los que tanto las acciones como los bonos tuvieron un año negativo”, señaló por su parte el analista Lyn Alden.

Obviamente es muy pronto, pero hasta ahora tanto las acciones como los bonos han tenido rendimientos negativos en 2022.”

Por su parte, el petróleo continuó su camino hacia la marca de los USD 100 en las mismas tensiones, los futuros del crudo Brent superaron el lunes los USD 96 por barril.

Tal y como informó Cointelegraph, tanto el petróleo como Bitcoin siguen siendo una selección macro para este año.

El precio al contado empieza a liderar los futuros

En medio de la subida y la bajada de los máximos locales, se ha producido una interesante actividad en los mercados de derivados de Bitcoin.

Tal y como señalan los monitores de Twitter, incluido el analista principal de Glassnode, el apalancamiento del interés abierto ha ido desapareciendo de los mercados de futuros, y con ello el riesgo de ser desapalancado o “liquidado”.

Esta vez, sin embargo, la reducción no proviene de un cambio radical en el precio que elimine las posiciones. Por el contrario, los propios inversores están optando por cambiar su estrategia.

“El apalancamiento de los futuros de Bitcoin ha caído significativamente esta semana, pasando del 2.0% de la capitalización del mercado, al 1.75%“, tuiteó Checkmate el domingo junto a un gráfico que mostraba la reducción del riesgo.

“Sin embargo, esto NO fue la cascada de liquidación que todos conocemos y amamos. Esto es de los traders que optan por cerrar sus posiciones, mucho más saludable. Espero que el spot lidere ahora.”

image
Ratio de apalancamiento del interés abierto de los futuros de Bitcoin frente al gráfico anotado del par BTC/USD. Fuente: Checkmate/ Twitter

En cuanto a la relación entre los precios al contado y los futuros, el comentarista Byzantine General añadió que ahora existe la posibilidad de que los futuros empiecen a cotizar por debajo, en lugar de por encima del precio al contado.

La divergencia entre la base de los futuros y el spot es ya “bastante significativa”, añadió en su propio post durante la noche.

En el momento de escribir este artículo, los futuros de CME cotizaban unos USD 200 por debajo del precio al contado, exactamente a USD 42,000.

La tasa de hash sigue la dificultad a los máximos históricos

Ha sido un año ganador para los fundamentos de la red de Bitcoin hasta ahora, y esta semana no es una excepción.

Durante el fin de semana, los gráficos de la tasa de hash -una estimación de la potencia de procesamiento dedicada a la minería- subieron a nuevos máximos históricos.

Aunque es imposible conocer el nivel exacto de potencia de hashing activa en la red de Bitcoin, las estimaciones de hash rate han mostrado una clara tendencia al alza desde mediados del año pasado, y el ecosistema tardó unos meses en anular por completo el impacto de la migración forzada de los mineros de China.

Ahora que los Estados Unidos ocupan el centro de la minería, parece que es una carrera hacia la cima para los participantes.

Más fácilmente medible es la dificultad de la minería de Bitcoin, que también se ha recuperado por completo después de hundirse para tener en cuenta la menor actividad de hashing post-China.

A partir del lunes, la dificultad se situó en 26.69 billones, pero además, su próximo ajuste automatizado la hará subir aún más, por encima de los 27 billones por primera vez.

El ajuste entrará en vigor en unos tres días y representará aproximadamente un aumento del 2.2%.

image
Gráfico de la dificultad de Bitcoin. Fuente: Blockchain

Continúen haciendo holding

Existe un firme sentimiento de convicción entre los hodlers de bitcoin, y aunque esto es de dominio público, el alcance de su determinación es cada vez más claro.

Como señala la popular cuenta de Twitter conocida como PlanC, los monederos que se cree que pertenecen a los hodlers a largo plazo están aumentando drásticamente, y la reciente acción del precio solo ha ayudado a la tendencia.

Citando datos de Glassnode, PlanC señaló que esas entidades, definidas como monederos con al menos dos transacciones entrantes significativas y cero transacciones salientes, han alcanzado ahora un máximo de casi cinco años.

Los últimos días de enero parecen haber sido especialmente atractivos para los que buscan una posición, ya que el par BTC/USD volvió a los USD 40,000 tras dos semanas de ausencia.

Los datos excluyen las direcciones de exchanges y las que tienen más de siete años de antigüedad para reducir la probabilidad de que los monederos objetivo contengan BTC “perdidos” a los que el propietario ya no puede acceder.

Sigue leyendo: