https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS91cGxvYWRzLzIwMjItMDcvZDNkZGZlN2QtZGY0Yy00NGM4LWFhZDUtYzBkZWI5ZGFmODA5LmpwZw==.jpg
image

Las autoridades de Estados Unidos han presentado cargos contra tres personas por conspiración de fraude electrónico y fraude electrónico en relación con un esquema para cometer tráfico de información privilegiada utilizando criptomonedas, uno de los cuales era un ex gerente de producto en Coinbase Global.

En un anuncio del jueves, la Oficina del Fiscal de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, junto con la Oficina de Campo de Nueva York de la Oficina Federal de Investigación, dijo que había presentado una acusación contra el ex gerente de producto de Coinbase Global, Ishan Wahi, así como su hermano Nikhil Wahi y su asociado Sameer Ramani. El trío supuestamente utilizó información confidencial que Ishan obtuvo de Coinbase con respecto a los tokens que se cotizarían en el exchange para obtener aproximadamente USD 1.5 millones en ganancias al comerciar con 25 criptomonedas diferentes.

Tres acusados en la primera trama de tráfico de información privilegiada sobre criptomonedas

Según las autoridades, Ishan estaba al tanto de cierta información sobre el listado de criptomonedas en los exchanges controlados por Coinbase en su posición de gerente de producto desde agosto de 2021 hasta mayo de 2022, un período que abarcó las fechas de lanzamiento de los tokens. La Fiscalía de Estados Unidos alegó que desde junio de 2021 hasta abril de 2022, Ishan pasó información relacionada con la fecha de lanzamiento de tokens a su hermano o a Ramani para que invirtieran en las criptomonedas antes de que se produjera un salto anticipado en el precio debido a que un importante exchange como Coinbase listara el activo. El acta de acusación menciona específicamente USD 7,000 en ganancias por el comercio de Tribe (TRIBE), USD 13,000 de Alchemix (ALCX), Gala (GALA), Ethereum Name Service (ENS) y Powerledger (POWR), y USD 900,000 de XYO.

El trío supuestamente utilizó el esquema de información privilegiada en al menos 14 anuncios de cotización pública de Coinbase por separado, utilizando múltiples billeteras de blockchain de Ethereum para hacer y transferir las compras, y cuentas en exchanges centralizados a nombre de otros. Las autoridades arrestaron a Ishan y Nikhil en Seattle el jueves, mientras que Ramani sigue en libertad.

“Aunque las acusaciones en este caso se relacionan con las transacciones realizadas en un exchange de criptomonedas —en lugar de un mercado financiero más tradicional— siguen constituyendo tráfico de información privilegiada”, dijo el director adjunto del FBI, Michael Driscoll.

La Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. también anunció sus propios cargos paralelos contra los dos Wahis y Ramani, alegando que al menos 9 de los 25 activos sobre los que el trío supuestamente realizó operaciones con información privilegiada eran valores que les habían reportado USD 1.1 millones en ganancias: POWR, Kromatika (KROM), DFX Finance (DFX), Amp (AMP), Rally (RLY), Rari Governance Token (RGT), DerivaDAO (DDX), LCX y XYO. El organismo regulador presentó una queja alegando que los tres individuos violaron las disposiciones antifraude de las leyes de valores. La SEC dijo que solicitaba medidas cautelares permanentes, el reembolso y sanciones civiles.

“No nos preocupan las etiquetas, sino las realidades económicas de una oferta”, dijo el director de aplicación de la SEC, Gurbir Grewal. “En este caso, esas realidades afirman que varios de los criptoactivos en cuestión eran valores y, como se alega, los acusados se involucraron en el típico comercio de información privilegiada antes de su cotización en Coinbase”.

Muchos en la comunidad de criptomonedas se dieron cuenta de algunos de los presuntos incidentes en el caso en abril, cuando los detectives en línea descubrieron que varias billeteras de Ethereum habían comprado grandes cantidades de seis tokens, lo que provocó denuncias de uso de información privilegiada antes de un importante anuncio de listado de Coinbase. El CEO Brian Armstrong dijo entonces que “siempre existe la posibilidad de que alguien dentro de Coinbase pueda, a sabiendas o no, filtrar información a personas ajenas a la empresa que se dediquen a actividades ilegales” y que el exchange llevaría a cabo investigaciones y se coordinaría con bufetes de abogados externos si fuera necesario:

“Si estas investigaciones encuentran que cualquier empleado de Coinbase de alguna manera ayudó o instigó a cualquier actividad nefasta, esos empleados son inmediatamente despedidos y remitidos a las autoridades pertinentes (potencialmente para un enjuiciamiento penal)”.

La Fiscalía de EE.UU. informó de que el director de operaciones de seguridad de Coinbase se puso en contacto con Ishan el 11 de mayo para concertar una reunión relacionada con las listas de activos del exchange. Ishan intentó embarcar en un vuelo de ida a la India antes de la reunión prevista para el 16 de mayo, pero fue detenido por las fuerzas del orden. 

En el momento de la publicación, el perfil de LinkedIn de Ishan no era visible para el público, y su cuenta de Twitter aparecía como protegida. En una entrada de blog de marzo para Coinbase, el ex gerente de producto escribió sobre los esfuerzos para que el exchange proporcione “más transparencia e información para los nuevos activos negociables”, mencionando específicamente la ampliación de sus ofertas.

Cointelegraph se puso en contacto con Coinbase, pero no recibió respuesta hasta el cierre de esta edición.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.