https://images.cointelegraph.com/images/528_aHR0cHM6Ly9zMy5jb2ludGVsZWdyYXBoLmNvbS9zdG9yYWdlL3VwbG9hZHMvdmlldy81OTdiY2I3YTY5YzdhZjIxNzBkY2Y1MDBkYTJkYWQzZS5qcGc=.jpg
image

Las condiciones internacionales son complejas para las criptomonedas. Debido a la invasión rusa a Ucrania, las sanciones específicas para el mercado de las criptomonedas están aumentando. Además, los delitos asociados con criptomonedas alcanzaron un nuevo máximo histórico en 2021, con acciones ilícitas que rondaron los 14,000 millones de dólares a nivel mundial, según el Informe de Cripto Crimen 2021 elaborado por Chainalysis; aunque tales cifras pueden parecer significantes, es importante mencionar que solo representan el 0.15% del total de transacciones con activos digitales.

Paralelamente, la Unión Europea alcanzó un acuerdo provisional sobre un conjunto de reglas para el ecosistema cripto. La regulación, conocida como Markets in Crypto-Assets (MiCA), entrará en vigor en 2023 y se convertirá en el primer marco regulatorio del mundo para activos digitales.

En este contexto, Chainalysis ofreció 6 tips de cumplimiento para los operadores y los exchanges.

Recopilar información del cliente y compararla con las listas de sanciones existentes

Cualquier negocio basado en criptomonedas o activos digitales debe explorar la recopilación de información KYC de nuevos usuarios al registrarse, registrando nombres de clientes, direcciones, números de teléfono, correos electrónicos y documentación relacionada. Como parte del proceso KYC, las compañías deben cotejar esta información contra las listas de sanciones para abstenerse de hacer negocios con cualquier individuo, entidad o país sancionado. Debido a que cada país mantiene su propia lista de sanciones, la forma más fácil de realizar una evaluación es utilizar un servicio como Thomson Reuters o Refinitiv, que consolidan y actualizan las listas de sanciones diariamente.

Bloquear direcciones IP en función de las jurisdicciones sancionadas

De acuerdo con la guía de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, los exchanges deben utilizar la detección de direcciones IP para evitar que los usuarios en jurisdicciones sancionadas accedan a sus productos y servicios.

Supervisar continuamente las transacciones

Los exchanges pueden examinar las transferencias para asegurarse de que no incluyan direcciones de criptomonedas identificadas como partes o países sancionados. Las alertas de monitoreo de transacciones son cruciales para que los equipos de cumplimiento puedan tomar medidas inmediatas si uno de sus usuarios intenta una transacción con una entidad o país sancionado.

Revisar la due diligence de contrapartes corporativas

No sólo los individuos y jurisdicciones son sancionados, a veces, los proveedores de servicios también son sujetos de sanciones. Suex y Chatex, por ejemplo, son dos exchanges de criptomonedas con sede en Rusia que entran en esta categoría. Los exchanges deben identificar a sus contrapartes corporativas para garantizar que estas organizaciones tampoco estén sujetas a sanciones.

Detectar infracciones de las reglas de viaje

Los exchanges pueden usar la información de las reglas de viaje para filtrar aún más las transferencias. Los exchange pueden usar integraciones de reglas de viaje para establecer parámetros basados en el nivel de riesgo que restrinjan automáticamente los intercambios, entrantes o salientes, con proveedores de servicios para activos virtuales (VASPs, por sus siglas en inglés) que están sancionadas o no cumplen con los criterios de due diligence.

Informar cuando se encuentran interacciones con las partes designadas

Si la actividad de un usuario es indicativa de violaciones a sanciones, los exchanges con sede en los Estados Unidos deben evaluar si están legalmente obligados a presentar un Informe de Actividad Sospechosa (SAR, por sus siglas en inglés) a la Red de Control de Delitos Financieros (FinCEN) y los informes regulatorios necesarios para la OFAC. Los exchanges con sede en otro país deben seguir los requisitos de informes definidos por su jurisdicción. Si se identifica una actividad sancionada después de este período, los exchanges deben evaluar si la auto divulgación voluntaria es apropiada.

El contexto general de los ecosistemas cripto en el mundo está cambiando, por lo que las empresas y compañías que se desarrollan en este sector deben estar preparadas para dichos cambios”, explicó la empresa de investigación. “Una estrategia robusta y funcional sobre cumplimiento es esencial para el desarrollo satisfactorio de las compañías, y para la consecución de sus objetivos de negocio”, agregaron desde la firma.

Con un mayor escrutinio de los criptomercados por parte del gobierno argentino en los últimos meses, incluidas las medidas para limitar el acceso a las criptomonedas a través de las instituciones financieras tradicionales y el mercado oficial ARP-USD, el cumplimiento debe ser una prioridad. Cuando se trata del cumplimiento de las sanciones, no hay margen de error, pero los intercambios, custodios y brókeres pueden beneficiarse de la transparencia inherente de las redes blockchain junto con las herramientas de análisis, para garantizar el cumplimiento y que las oportunidades ofrecidas por los activos digitales permanezcan accesibles de manera segura“, dijo Caroline Malcom, Jefa de Política Internacional de Chainalysis.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Te puede interesar:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.